sánchez

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Desde 1986 año en el que los españoles nos incorporamos a la Comunidad Europea, con la ansiedad de homologar nuestra democracia y nuestra forma de vida a ese “sueño de modernidad”, hemos comprobado como quizás por nuestros políticos, quizás por una falta real de información, ese sueño se ha convertido en algo lejano e intangible, pero que, en realidad, todo lo que se decide allí, nos afecta en nuestro día a día.

Un claro ejemplo de esta situación, se ha producido en estos últimos días, en donde nuestro presidente de gobierno Pedro Sánchez, se ha convertido en algo así como en el “jefe de la socialdemocracia europea”, por ser el secretario general de la formación socialista, con mayor representación en la cámara legislativa.

Pedro Sánchez, de carácter caudillista y “algo mentiroso”, nos ha vendido a los españoles que gracias a  su intervención, España es un país decisivo en la Unión, que su papel, ha sido preponderante en el futuro de la comunidad y además, nos ha querido hacer ver que por su “cara bonita”, hemos conseguido que el Ministro Borrell sea designado como el alto comisionado de política exterior de la Unión, como si dicho cargo fuera algo así, como el jefe de la política exterior de  Europa,  cuando en realidad, no supone más que ser “el chico de los recados de la Comisión “, porque su dependencia para decidir y hacer, es absoluta respecto al órgano de gobierno europeo.

Sánchez nos ha querido hacer ver su influencia en Europa y se ha significado por haber realizado un “pacto de involución”, respecto al tradicional eje franco alemán con su alianza con el liberal Macron, pero la realidad le ha demostrado, que quien manda en Europa, es esa Alemania, encabezada por Merkel y seguida por sus países satélites del Este de Europa, a quienes no se puede toser, porque lo que ellos deciden, es “ley para todos”.

Sánchez ha intentado subvertir los resultados electorales, en donde el PPE ha resultado ser la primera fuerza política, para intentar mediante su alianza con Macron, cambiar la realidad electoral en favor de una socialdemocracia moribunda y decrépita, pero la realidad nos dice, que junto al este de Europa, Alemania nos ha hecho una especie de “Eurovisión”, en donde por muy buena que sea la canción y la melodía, los países del Este, barren para casa y en este caso, son mayoritarios junto con Alemania.

España no ha salido mal parada de esta elección, con un cargo en la primera división de la liga, pero no en la “Champions League” en donde una vez más, franceses y alemanes han copado los puestos de honor, con la presidencia de la comisión, la presidencia del BCE, demostrando que “ellos mandan” y los demás a obedecer.

Ahora que Gran Bretaña parece que va a abandonar la Unión, es evidente que España se ha convertido en el tercer país más importante de este proyecto, pero su papel, queda relegado a secundario, por la falta de liderazgo de nuestros políticos, que no saben o no se atreven a presentar una alternativa a ese “viejo eje”, obsoleto y burocrático que es el franco – alemán.

Tuvimos, una oportunidad en tiempos de Aznar de liderar una alternativa con los países del sur, junto con Gran Bretaña y la aquiescencia del gigante americano, pero quienes le siguieron en el gobierno, fueron quizás cómodos, cobardes o advenedizos a la hora de tomar el relevo y de propiciar una política exterior española con un objetivo de liderazgo en Europa.

Mientras esto sucede fuera de nuestras fronteras y los “independentistas catalanes” vuelven de su excursión ruidosa pero infructuosa desde Estrasburgo, en donde el desahogador de Puigdemont no solo no ha aparecido, sino que ha jugado a “engañar” al personal, en España, ese Pedro  Sánchez líder europeo fracasado y criticado por la familia socialista, por los pésimos resultados de la negociación para la socialdemocracia, nos va a hacer una faena torera de chicuelinas, reboleras, con pases de pecho incluidos, para convencernos que por “su cara bonita”, hay que hacerle presidente del gobierno, o la culpa será de Casado y Rivera, para que no pueda disfrutar de una “vacaciones por la jeta”, hasta que su ocio, el “Marqués de Galapagar”, tuerza su brazo y le de sus votos, gratis total.

Disfrutad del verano que cuando acabe el canto de la cigarra, volvamos de vacaciones con la tarjeta vacía, Sánchez, por responsabilidad, nos enchufará unas generales que le harán seguir en Moncloa, hartarnos a los españoles de la política y eso sí, comprobar que, gracias a los presupuestos de Rajoy, negociados por JAIME DE OLANO, España no se va a “tomar por saco”.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Este impresentable va a dejar a España como un erial. No acierta ni una y todo lo que dice es puñetera mentira. De todas formas como los españolitos le apoyan ya vendrán los tiempos duros como ocurrió con ZP y aparecerán las lágrimas y apretones de cinturón. Como se dice : A disfrutar lo votado….

Comments are closed.