Sánchez

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Después  de haber comido, bebido dos  vasos de gazpacho cordobés, después de una hora siesta, y, de haber estado toda la mañana observando a unos y a otros los capítulos correspondientes de los partidos en el Congreso de los Diputados de la puesta en marcha  de la investidura de Pedro Sánchez, he visto en toda esta parafernalia circense, donde creo que todo esto ha sido una pantomima del presidente en funciones y sus allegados, los de Podemos, todo ha sido un ensayo, o mejor dicho, nos han tomado por tontos, nos han hecho creer, que la cosa aún está inmadura para hacernos creer lo contrario, aunque dos días anteriores, ha sobresalido las pretensiones del partido del coletas y creo estar convencido que todo está pensado, escrito y manoseado de tal manera que este circo no necesita más ensayos.

Para mí, ha sobresalido Pedro Sánchez por su cobardía ante la frase de Abascal dirigiéndose al Presidente en funciones diciéndole en su cara: “Usted pretende gobernar con una pandilla de sediciosos y corruptos” y esta otra: “Sabemos que si usted gobierna va a hacer mucho daño a España y sabemos que no le importa”. Las risitas que tenía el candidato—como le han llamado muchos— con Carmen “la Bonita” desaparecieron las sonrisas de sus caras, eso sí, se quedaron blancas y ajadas por aquellas palabras del líder de VOX.

Sin embargo, yo me quedé frio, cuando terminaron estos dos interlocutores sus turnos de réplica. Si me quedé frío de haber visto la cobardía de Sánchez que no le pronunció palabras ni aclaraciones sobre la exclusividad de aquellas oraciones planteadas por el dirigente del partido verde. Aunque, a decir verdad, para mí ha estado Pedro Sánchez, todo el día agarrotado y contraído en su discurso de dos horas.  Si por casualidad el Presidente en funciones tiene esa valentía que siempre se supone tener cualquier persona, no tuvo ese arrojo para testimoniarle su enfado por las palabras de las dos frases escritas y mencionadas hacia la persona que se presentaba a la investidura.

Los periódicos al término de la farsa de investidura convienen que “El PSOE admite que “el tono de Iglesias no ayuda” a cerrar un acuerdo antes del jueves” como he dicho antes una parafernalia con trajes de época del Comendador, tapándose los dos actores, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias la boca con la capa, como si fuese un bosquejo de la obra ensayada de antemano.  Esta investidura ha sido una tomadura de pelo donde una vez más se ha visto una puesta en escena por personajes atrevidos, donde se han cachondeado estas dos “primera figuras” en este circo representado en el Congreso de los Diputados.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL