Cobardía Puigdemont elecciones europeas miedo detenido
Puigdemont

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Su llama se apaga

Parece que esa pequeña llama que iba manteniendo a Puigdemont en el candelero y que cada vez tenía menos fuerza se le va apagando poco a poco. Y eso es bastante malo para este golpista cobarde, pero no solo porque su relevancia se halle en los mínimos, también porque poco a poco se le va cortando el grifo de la financiación.

Según informa ABC en un artículo firmado por Salvador Sostres, el hecho de que Puigdemont no haya podido ser eurodiputado le va a suponer un varapalo económico difícil de superar. Puigdemont necesita, para mantener su exilio unos 40.000 euros al mes, y lo que gana su esposa en la televisión de la Diputación, 6.000 euros, no son suficientes.

A todo esto se suma que su relevancia cada vez es menor. el separatismo cada vez está menos interesado en lo que pueda ser de él y esto le supone también un lastre en su economía, cada vez hay menos “almas caritativas” que le envíen dinero para que siga “luchando por la causa”.

Todo esto tiene su lógica y parece que el juez Llarena, con la iniciativa que tomó en su momento, sabía que todo esto llegaría y que, dejando a Puigdemont que se cociera lentamente, todo iba a caer por su propio peso. La Generalidad, además, no puede seguir pagando su escolta como hasta ahora, es decir, a Puigdemont se le está acabando el chollo y el cuento.

Cualquier solución que le pudiera llegar ahora no serían más que parches para alargar un poco más esa especie de agonía por la que, de no estar ya en ella, va a empezar a sufrir en breve. Merece la pena leer esta noticia del ABC porque en ella se detallan los datos de una situación que muchos nos alegra sobremanera. Veremos qué es capaz de hacer o a qué es capaz de recurrir, ahora, este golpista cobarde.

Enlace directo a la información de ABC

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL