Violación de dos MENAS a una mujer de Canet

Si nos ponemos  a enumerar la sigla de MENA, he escogido una referencia que es la que más me parece justa, es esta: “Menores Extranjeros No Acompañados, son  los conocidos técnicamente como MENA son aquellos niños/as y adolescentes, menores de 18 años, de origen extranjero, que se encuentran separados de sus padres y que tampoco están bajo el cuidado de ningún otro adulto. En su mayoría van vagando por tierra española haciendo de todo lo inmanejable que uno pueda pensar, máxime si uno se pregunta son niños huérfanos, sin padres y dejados  a la buena suerte de aquellos países que, en su mayoría los meten en un buque para después meterlos en barcazas de mala muerte a la deriva por esos mares, vienen a España, un paraíso en donde es una estafa, un chollo que como se ve y según datos de la Fiscalía General del Estado en 2016, había casi 4.000 Menas tutelados por el Estado español, ahora bien, según la jefa del servicio de los centros de menores de la Junta de Andalucía en 2017, se atendió más de 4.000 nuevos Menas que llegaron a las costas españolas, de los cuales más de 1.300 han acabado acogidos en Cataluña, lo que se traduce en una llegada de 200 niños mensuales a suelo catalán. En el mes de noviembre, 220 fueron los menores llegados a Cataluña, una cifra récord que jamás se había alcanzado. “En España hay más de 125.500 MENAS que nos cuestan 7.000 euros mensuales cada uno» El acordonamiento y las condiciones socioeconómicas de estos jóvenes gozan de mejores prestaciones, digámosle así, que en otros países europeos.

En muchos centros se observan involuciones en el desarrollo de los menores: llegan siendo unos trozos de pan, incluso huidizos y se van convirtiendo en potenciales delincuentes. Esto también tiene mucho que ver con la presión y la deseabilidad social: todos intentan demostrar que son alguien y que no quieren ser pisados por nadie pero, como en las leyes animales, acaba mandando el más fuerte. Cataluña ha visto aumentar el número de magrebíes en su mayoría  duermen las calles, en los albergues y como okupas. Como muy bien dice Libre Mercado, Cataluña pagará 664 euros a los Menas  menores de 23 años.

Estos niños, los niños de la barbarie, los nombro así por la cadena de hechos  que por sus hechos y agresiones sexuales, primordialmente en Cataluña las alarmas han sido disparadas hasta que las redes sociales ante el riesgo de brotes xenófobos se vio el otro día el asedio de una manifestación, protesta por el último incidente, agresión sexual por un menor en la localidad de Canet de Mar a otra joven. Hay que decir que posiblemente no se cuente  y no estemos enterados donde estos MENAS operan en otros países, donde su predominio es en España. Las manadas están a la orden del día, proliferan como los higos en la higuera. 

He querido dar una noticia que da DN, (Democracia Nacional) que dice: “llevamos casi un año de terror MENA por toda España, en especial en Madrid y en Cataluña, aunque pocas comunidades se salvan de este fenómeno. Aparte, los otros MENAs, aunque estos sí están acompañados, es decir, aquellos menores extranjeros que ya han nacido en España pero que por supuesto ni son españoles ni nunca lo serán. Aquellos que forman bandas étnicas y se dedican a robar, dar palizas, traficar con drogas y agredir sexualmente a todo lo que se le pone por delante. La última de estas agresiones tuvo lugar en Masnou (Barcelona). De manera milagrosa, el pueblo de Masnou salió a la calle a protestar e incluso se acercaron al centro de MENAs con intenciones bastante poco pacíficas. Como siempre, al Sistema le ha faltado tiempo para criminalizar a los vecinos y defender a los gamberros MENAs. Como siempre, los perros a sueldo habituales (periodistas, ONGs, antirracistas…) han declarado su preocupación por los “brotes de xenofobia”. Parece que ese es el problema, no los MENAs delincuentes, todos esos MENAs que han entrado en España precisamente gracias a la cobertura y el apoyo de los de siempre: políticos, liberales, periodistas, ONGs y, en el caso de Cataluña, los separatistas. Desde DN todo nuestro apoyo al pueblo de Masnou, que sigan con su lucha y que no se dejen amedrentar por nadie”.