Mujer de Puigdemont TV Diputación Barcelona
Marcela Topor

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

La rumana Marcela Topor

Es indecente cómo, a poco que se va rascando en la superficie del separatismo catalán se van encontrando vergonzosos casos de enchufismo y de sobresueldos y todo ello siempre a cargo del presupuesto público, pagado con nuestros impuestos.

Tal es el caso de la mujer de Puigdemont, la rumana Marcela Topor. La Diputación de Barcelona tiene una televisión, la llamada ‘Xarxa de Televisions Locals’. En esa televisión trabaja Marcela Topor quien presenta un programa semanal en inglés que, al parecer, no tiene demasiado éxito.

Si ya es poco edificante y bastante poco ético que se coloque a la mujer de Puigdemont en ese programa, lo es mucho más teniendo en cuenta lo que cobra trabajando en una televisión que es local y que está sufragada con dinero público. La Topor cobra por ese programa la friolera de 6.000 euros mensuales. ¡Seis mil euros!

Mientras tanto, su marido fugado en Bélgica y el contribuyente sufragando a su esposa con un salario más que suculento e impropio de un medio que no emite, ni mucho menos, a nivel nacional, ni siquiera a nivel autonómico.

La tomadura de pelo que supone esto es absoluta. Y lo que más pena da es que el separatismo, lejos de protestar por el uso que están haciendo de los impuestos que pagan, apoya a esta gente encumbrando al marido de Topor prácticamente a los altares cuando no es más que un cobarde que ni siquiera ha sido capaz de ser honesto y solidario con sus compañeros de golpe.

De vergüenza todo esto.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Ese dinero sale del bolsillo de todos los españoles… (y no solo de los catalanes, que también).
    Las 38 diputaciones provinciales que subsisten, DEBERÍAN DESAPARECER. No queda otra.
    “DAN DE COMER” a:
    1.000 diputados provinciales, TODOS CON DEDICACIÓN EXCLUSIVA, faltaría más.
    1.000 “ASESORES”, nombrados a dedo, entre los partidos “gobernantes”, que en realidad ejercen de COMISARIOS POLÍTICOS DE SUS PARTIDOS, totalmente liberados, y cobrando de nuestro dinero.
    60.000 empleados públicos, una buena parte de ellos ENCHUFADOS, personal eventual, de confianza, nombrados a dedo, etc.
    SON UN SUMIDERO DE DINERO PÚBLICO, PUES ES LO ÚNICO QUE HACEN: MALGASTAR NUESTRO DINERO, y para muestra un botón, el caso de esta impresentable bruja rumana, “la primera dama” de la REPÚBLICA CATALANA.

Comments are closed.