Guardia Civil

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Hace cierto tiempo que los  inmigrantes en su entrada a España aparecían metidos  entre alfombras, debajo de camiones de cualquier tipo o metidos en camiones llenos de chatarra incluso en fondos de telas, solo los camioneros y unos pocos guardias civiles hacen frente a esta situación , donde en su mayoría de las veces por carecer de medios  se encuentran superados por estas bandas de inmigrantes, bien sean subsaharianos, argelinos o marroquíes, donde estas hordas sabiendo de sus carencias de instrumentos para rehuir las presiones de los inmigrantes hacía la Guardia Civil hacen de España

Una patera con decenas de personas inmigrantes hace unos días alcanzó la costa de Matalascañas, provincia de Huelva, entre los cuales iban 30 ó 40 personas, niños de corta edad y solamente dos mujeres Esta embarcación procedía al parecer de la costa africana sin dar más detalles los cuerpos del núcleo costero de Sanlúcar de Barrameda, procedente del continente africano.

El diario el faro de Ceuta ha informado según   un portavoz de la Delegación del Gobierno en Melilla, sobre las 07,00  de hoy día 19 se ha producido un asalto por la zona norte de Melilla, entre Rostrogordo y Río Nano, protagonizado por un grupo organizado de unos 200 subsaharianos, dejando un rastro de seis guardias civiles heridos.  Uno de ellos con la nariz rota y dos subsaharianos en el Hospital. Este es el balance de la última entrada ocurrida esta madrugada por el perímetro fronterizo que separa Melilla de Marruecos. La Asociación Española de la Guardia Civil ha recriminado que los guardias no tenían protección y pregunta cuánto van a tener que esperar para que guardias de Ceuta y de Melilla dispongan del material necesario “para repeler estos ataques”. En esta ocasión han entrado 200 inmigrantes.

Tanto por Ceuta, y no olvidemos a Melilla la entrada masiva de estos “inmigrantes” que, al amparo de esa tierra prometida, las cuadrillas de facinerosos engañan con mentiras. El barrio de El Príncipe de Ceuta cada día que pasa está más infecto contagioso, cada día que pasa hay más inmigrantes  pero si a esto se les suministra la entrada incontrolable, ya lo he dicho en anteriores ocasiones, estaremos  cambiando  por unos simple inmigrantes a personas infiltradas  que no sean unos simples refugiados.  Cada día las pateras son más voluminosas  donde supuestamente se dice tanto en Ceuta como en Melilla  son traídos por un tipo de naves, donde estos expatriados pagan sumas cuantiosas de dineros, aunque todo esto ya lo saben las autoridades españolas,  solamente en el año 2016 entraron unos 5 mil , al parecer, sirios, y sin dar noticias si fueron refugiados políticos de guerra o inmigrantes huyendo de la miseria y del terror.

No sé si la tierra prometida para esta clase de personas es España, viendo la bienvenida que se dan, siguen llegando como sea a las costas españolas. No deseo entrever que no se hace bien en acudir en defensa de estos refugiados de guerra o inmigrantes huyendo de la miseria, pero podremos estar amparando a todo el mundo con las mismas simpatías: pongo de ejemplo al agente que le han roto la nariz por uno de los últimos asaltantes a la valla y a los seis guardias civiles que han sido ingresados en el hospital. AEGC pide medios para la Guardia Civil en Ceuta y Melilla, donde podría aumentar desgracias mayores, aunque para mí, ¿ya es desgracia mayor la fractura de un GC en la nariz? por un facineroso emigrante?

El Faro de Ceuta cuenta una información donde miembros de la GC señalan que no hace ni una semana que se anunció la entrega a Marruecos de material móvil por valor de 26 millones de euros y se preguntan “¿no había ni una pequeña partida presupuestaria para dotar a los guardias de Melilla y de Ceuta del material necesario para su autoprotección y para repeler estos ataques?”. Ante esta otra pregunta, me hago yo otra: supuestamente ¿estarán todos los guardias civiles en otros departamentos como son las fronteras, las cárceles y los acuartelamientos como así mismo sus automóviles como están los civiles de Ceuta y Melilla dejados de la mano de Dios? ¡¡Silencio!!

Lo que se ha hecho no se puede deshacer, pero se puede evitar que ocurra de nuevo. (Ana Frank).