José Manuel Soto Gabriel Rufián

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

¿No se iba a ir hace un montón de tiempo?

Tras haber dicho que se iba a air del Congreso hace un montón de tiempo, ahí sigue Gabriel Rufián una legislatura más y parece que ya no se va a ir a su casa ni con agua hirviendo.

Y además sigue con sus provocaciones y ofensas, no solo desde su escaño de diputado, lo hace también, y sobre todo, desde su cuenta de Twitter desde la que se dedica, además de a la provocación, al escarnio de tuiteros que no estén de acuerdo con él, tuiteros que, además, pagan su sueldo, quieran o no.

En el día de ayer, y para justificar la posibilidad de que Irene Montero sea próximamente ministra de un nuevo gobierno de Sánchez, Rufián utilizaba la comparación con Carmen Martínez-Bordiú por ser nieta de Franco, debe ser que meterse con ella no está mal visto por la dictadura feminista.

Pero para hacerlo, Rufián cometió una grave falta de ortografía que ha provocado el cachondeo generalizado en Twitter y una pregunta que se hace José Manuel Soto y que nos hacemos todos. Rufián decía en su cuenta de Twitter: “Quienes te hacen odiar hoy la posibilidad de que Irene Montero sea Ministra siendo pareja de Iglesias son quienes te hacieron olvidar ayer que Carmen Martínez-Bordiú es ya Condesa por ser la nieta de Franco“.

Y tras ese error garrafal, José Manuel Soto se preguntaba: “¿”Hacieron”? ¿Y este señor es parlamentario?”

No puede ser más acertada la apreciación de Soto. Es cierto que todos podemos cometer errores, nadie está a salvo de los errores. Pero lo que no es menos cierto es que cualquier parlamentario debería tener un poco más de cuidado antes de publicar cualquier cosa, debería revisar lo que publica para cuidar su imagen ante el ciudadano.

A Rufián todo esto le da igual. Pero le da igual desde el primer día. No le importa lo que la gente piense de él porque en realidad es un cafre. Un cafre que además no se entera de algo que es muy importante: una vez se acaban las elecciones y se convierte en diputado ya no representa solo a sus votantes, representa a todos los españoles, le hayan votado o no. Y, la verdad, da verdadera grima que un personaje como ese nos represente a todos.

1 Comentario

  1. Y en la primera línea de su artículo dice “…se iba a air del Congreso…”. Es cierto, errores los cometemos todos.
    Estoy complétamente de acuerdo con todo lo que usted dice.

    Cristo, Rey de España, ayúdanos.

    Virgen Inmaculada, protégenos.

    Laudetur Iesus Christus.

Comments are closed.