Jaime Peñafiel Begoña Gómez

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

En ‘La Otra Crónica’

En su columna habitual de ‘La Otra Crónica’, Jaime Peñafiel elige también un personaje habitual con el que desarrollar su artículo. La elegida no es otra que la reina Letizia, ¿cómo no?

Pero lejos de no resultar interesante el artículo sobre Letizia en el que relata ciertas circunstancias sucedidas en el curso prematrimonial que tuvieron que tomar tanto ella como su ahora marido, el rey Felipe, resulta más interesante, por ser un tema de completa actualidad, el pequeño confidencial que, a modo de sección, publica siempre al finalizar sus artículos (‘PCHSSSSSSSSSSSSSSS‘).

Y en ese pequeño confidencial, Peñafiel escribe una frase demoledora que, por mucho que sea conocida por todos, no deja de enervarnos cada vez que la leemos: “La ‘primera dama’ en funciones se mostró en el palco de invitados del Congreso nerviosa y preocupada. Hoy por hoy, solo le interesa el Falcon y La Mareta, incluso después de que su marido haya perdido por segunda vez la reelección“.

Queda claro, y es algo que se palpa viendo el comportamiento del matrimonio Sánchez Gómez, que en ellos la famosa frase de “dos que duermen en el mismo colchón son de la misma condición” es una verdad absoluta. Si el uno es ambicioso y vanidoso, la otra más. Si al uno le va la juerga más que a un tonto un lápiz, a la otra más. Y si al uno le gusta el puesto que ocupa solo por los privilegios del “gratis total”, a las otra mucho más.

Es evidente que si alguno de los dos tuviera un mínimo de responsabilidad habrían pospuesto sus vacaciones tras su fallida investidura de esta semana. Si cualquiera de los dos tuvieran un mínimo de cerebro y de vergüenza, habrían permanecido en Madrid en estos días solo por quedar bien y por el qué dirán. Pero no, es evidente que eso no va con ninguno de ellos. Para Pedro Sánchez y Begoña Gómez lo más importante de este mundo son ellos, después ellos y en último lugar ellos.

No renuncian a un día de vacaciones ni aunque se esté hundiendo todo a su alrededor. Se van de vacaciones, además, para descansar de no haber hecho nada y de haberse pasado todo un año de vacaciones. Se toman unas vacaciones de las vacaciones y a eso no renuncian, no. Aunque se hunda España, mientras ellos tengan el Falcon y el gratis total, el mundo les da igual a estos socialistas de toda la vida.

Enlace directo al artículo de Jaime Peñafiel

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Vista la cara de la “señora”, sigo dudando de si es realmente una mujer, o es un travelo… (Como dice mi señora, por cierto).

Comments are closed.