ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

No ser eurodiputado ha sido un duro revés económico

Nada de idealismos ni de llevar la voz del pueblo catalán por Europa, Puigdemont estaba obsesionado en ser eurodiputado por un simple problema económico. La vida en Waterloo es cara y, para su desgracia, el fugado está pasando de moda y ya no tiene el mismo sustento económico que tenía. Es más, tiene las reservas a punto de agotarse.

Ha habido mucha gente a la que le ha sorprendido que Puigdemont diera su apoyo en la Diputación de Barcelona al PSC en lugar de hacerlo con ERC. Y eso viene motivado por lo que motiva todo en la vida de Puigdemont, él mismo y sus circunstancias. Lo primordial para que JxCat brindara su apoyo al PSC era la situación en la que quedaría la esposa de Puigdemont, Marcela Topor.

Como relatamos hace unos días, Topor tiene un programa en la televisión de la Diputación de Barcelona por el que cobra 6.000 euros al mes, The Weekly Mag, y en estos momento ese sueldo es fundamental para mantener a Puigdemont en Waterloo, aunque no suficiente. El PSC habría garantizado a Puigdemont que Topor seguiría con el programa y, por tanto, seguiría también manteniendo su nivel de ingresos. Y hay que tener en cuenta, además, que el PSC es, a través del PSOE, el partido que gobierna en estos momentos en España, lo cual, para Puigdemont, es una garantía de que se va a seguir manteniendo el sueldo de Topor.

Por lo tanto nada de romanticismos. Nada de repúblicas ni gaitas, el separatismo, como siempre, a lo que más le interesa que no es otra cosa que el dinero. Y a todo esto después van sus lanares seguidores en peregrinación hasta Bruselas y le jalean a Puigdemont como presidente, aunque cada vez menos. Hay que ser lelos para apoyar a un sujeto tan traicionero, cobarde y egoísta como ese. Por muy separata que se sea.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL