ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Parecía irónico

Vamos a ver. Hemos leído el tuit varias veces y hemos intentado ser generosos con él. Al principio hemos llegado a pensar que, a pesar de estar escrito por quien está escrito, ese tuit tenía que ser una ironía pero no, tras leerlo y releerlo no podemos ser tan benévolos porque creemos, sinceramente, que Miguel Sebastián no está ironizando con ese tuit.

Escribe lo siguiente el ex-ministro de Zapatero: “Estoy totalmente en contra de q los responsables políticos NO se vayan de vacaciones. Creo q deben hacerlo. Para oxigenarse y, sobre todo, para q contacten con la realidad. Que hablen y escuchen a la gente en los pueblos, las montañas, las ciudades, los chiringuitos… donde sea“.

Y lo reconocemos, la palabra que nos ha despistado un poco ha sido la de los “chiringuitos“, pero tras dar unas cuantas vueltas al tuit hemos interpretado que es un tuit que de ironía tiene poco. Aquí todo el mundo entiende que quien trabaje tiene que tener unas vacaciones, eso es lo más normal, no somos ningunos esclavistas. Pero, ¿alguien realmente cree que estos políticos de quienes habla Sebastián, que en realidad es uno solo -Pedro Sánchez- ha dado algún “palo al agua” cuando se ha tirado tres meses sin conseguir acordar con nadie la formación de un gobierno?

El mensaje de Sebastián más que irónico, es ofensivo. Ofensivo para todos esos españoles que realmente sí trabajan de sol a sol para que gente como Sánchez, antes Sebastián también, vivan del 50% de los ingresos anuales que generan con su trabajo. Es una ofensa porque esa gente de la que habla Sebastián es una casta dominada por los pelotas, por los vagos y por caraduras como Sánchez que son incapaces de hacer nada por iniciativa propia, ni siquiera trabajar.

Claro que la gente tiene que oxigenarse. Claro que la gente tiene que descansar, pero si han trabajado. Lo de Sánchez han sido unas vacaciones continuas desde el primer día. No, no es irónico el tuit de Sebastián, es completamente en serio. Pero siempre tendrá la oportunidad de repensarlo un poco y decir que era una broma, aunque mira que nos extraña.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL