Ferreras baile Orgullo

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Ferreras “super star”

Se está convirtiendo en viral el ridículo baile de Ferreras en el “Día del Orgullo” y sus palabras diciendo los años que lleva yendo al “orgullo”, en plan anónimo y “cuando no iba nadie”.

Ahora resulta que como el “Día del Orgullo” se está convirtiendo en una especie de verbena a la que todo el mundo acude por moda y para pasar una tarde de juerga, también tienen, los antiguos asistentes, que reivindicar su presencia en esa manifestación cuando no estaba “de moda”.

Asistimos a una fase “B” de los tolerantes y habitual en el género humano, la de la veteranía. La de “yo escuchaba a este cantante cuando no estaba de moda” o “conozco a ese actor desde que hacía películas de serie B y ahora que le dan el Oscar todo el mundo se apunta”. El “y yo más” habitual del que suele presumir todo el mundo cuando los actos se masifican.

Ahora resulta que también hay niveles entre los asistentes a esa manifestación. Por un lado están los antiguos, como Ferreras, y por el otro los nuevos, los habituales que hacen todo por moda y por postureo, que es lo que en realidad critica Ferreras. Lo suyo, según su propia versión, no es postureo, aunque el bailecito se las traiga, es un convencimiento que el tiene desde hace años y los demás no.

Más simple que el mecanismo de un botijo y más clásico en el género humano que andar erguido y a dos patas. Ferreras es lo más, al de las tres capas de calzoncillos no hay quien le gane en “progresismo”. Él es “progre” desde que se inventó el progresismo. Todo lo que tu quieras, Ferreras, pero el bailecito se las trae.


Por cierto, el montaje con la música del programa de Federico Jiménez Losantos buenísimo