ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Terribles momentos

El pasado martes se celebraba un combate de boxeo en Oxon Hill, Estados Unidos, entre el púgil puertorriqueño Subriel Matías y el boxeador ruso Maxim Dadashev. Era un pelea eliminatoria por el título mundial superligero de la Federación Internacional de Boxeo.

Matías, el púgil puertorriqueño, estaba propinando un durísimo castigo a Dadashev en todos loa asaltos hasta que en uno de los descansos, el entrenador estadounidense James Buddy McGirt quien, de una forma desesperada, le pide a Dadashev que por favor le deje parar la pelea: “Te están pegando demasiado, te están pegando mucho. Por favor, déjame hacerlo, ¿ok?“.

La insistencia de McGirt se debió a que el púgil ruso le había pedido en varias ocasiones que el combate no se detuviera, pero, según declaraciones posteriormente, él estaba convencido de no dejarle seguir peleando: “Lo vi desvanecerse y cuando volvió a la esquina después de ese último round, mi mente ya estaba decidido a pararla. Se lo pedí por respeto, pero no iba a dejar que saliera de vuelta al ring“.

Finalmente, y tras las graves lesiones cerebrales sufridas a lo largo del combate, Dadashev fue ingresado en un hospital donde horas más tarde falleció.

Impacta ver ahora el vídeo con los ruegos de McGirt a su púgil, una verdadera pena que, a pesar de haberse retirado, finalmente no haya podido superar sus graves lesiones.