Carlos Herrera Sánchez

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Pedro Sánchez se quiere mucho

El reciente debate de investidura de Pedro Sánchez nos ha dejado muchos momentos interesantes y muchas imágenes que recordar. Pero hay una que ha llamado poderosamente la atención, el hecho de que un candidato a la presidencia del gobierno haya llegado al debate riñendo a todo el mundo.

Y es que eso es algo sorprendente, la falta de humildad de Sánchez y su prepotencia en ese debate ha molestado incluso a los que, de entrada, iban a ser sus teóricos aliados, en primer lugar a Podemos. Así lo ha narrado, también, Carlos Herrera en su editorial de esta mañana en COPE. “Sánchez ha estado riñendo a todo el mundo en el debate”. Y, tal y como dice con toda la razón Herrera, parecía dirigirse a los líderes de PP y Ciudadanos diciéndoles “oigan, que me tienen que apoyar“.

Y es lógico que Herrera añada a su comentario que “¿dónde está escrito que haya que investir a Sánchez por su cara bonita?”. De hecho, en las muchas meteduras de pata que tuvo a lo largo del debate llegó a decirle a Casado que, tras la manifestación de Colón, se había planteado un sufragio entre derecha e izquierda y la izquierda lo había perdido. Falso, el sufragio lo ganó la derecha, otra cosa distinta es que la ley electoral que padecemos no refleje el número de votos.

Este paripé de negociación de PSOE y Podemos ya tiene su resultado final de antemano y ese no es otro que el apoyo a un gobierno de Sánchez, el asunto es el reparto de puestos, el reparto de sueldos y sillones, no se engañen, nada de programa. Pero Sánchez ha llegado a este punto como si tuviera un mínimo de 200 diputados y la realidad no es esa, la realidad es que solo tiene 123. ¿Se imaginan ustedes en qué plan habría ido al debate si hubiera conseguido mayoría absoluta? Se habría puesto incluso a dar collejas al resto de líderes políticos.