Antonio Catalán Cataluña desastre

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Habla de su familia, de Cataluña e incluso de Zapatero

La web revistavanityfair.es publicó en el día de ayer una interesante entrevista con el fundador de los hoteles NH y AC, el empresario Antonio Catalán. En ese entrevista, Catalán, habla de casi todo, de su familia, de su trayectoria personal, de Cataluña e incluso del expresidente Zapatero con el que, al parecer, mantiene una estrecha amistad.

Es llamativa su opinión sobre Cataluña en general y Barcelona en particular. Se trata de la opinión de un empresario de éxito que, además, acaba de vender el 100% de su compañía, AC Hoteles, a la cadena estadounidense Marriot por 140 millones de euros. Y no es llamativo solo por eso, es llamativo porque Cataluña en general y Barcelona en particular son zonas de España especialmente turísticas cuya deriva secesionista les va a hacer un gran daño.

Se muestra, además, sorprendido por la actitud de amigos suyos que son empresario catalanes: “están forrados y votan a Esquerra“. Esa afirmación es el colofón de un comentario que Catalán dedica en esa entrevista a la situación en Cataluña y en Barcelona: “Es un desastre, y pinta que va a ir a peor. Conocí la Barcelona que era como Soria, pero con barretina. Llegaron las Olimpiadas. Los hoteles y el turismo construyeron la Barcelona moderna. Hasta octubre de 2018 era la quinta del mundo en visitas. Que se carguen ese potencial de forma irracional es una pena, porque está muy preparada para congresos, convenciones. Tiene el clima, la gastronomía, la historia…

A Antonio Catalán le pasa lo que a muchos que han conocido la Barcelona y la Cataluña de antes, y la comparan con la de ahora. No lo entiende nadie porque poco a poco lo están perdiendo todo debido a una especie de locura colectiva que el separatismo a inoculado en la sociedad catalana. Una locura colectiva que provoca que se olviden de lo verdaderamente importante convirtiendo el afán separatista en su única preocupación.

Una verdadera pena que, además, va a tener una difícil solución con la más que probable entrada en el gobierno de España de unos partidos y unos políticos más preocupados por agradar al separatismo que de solucionar los verdaderos problemas de Cataluña. Todo esto, tal y como dice Catalán, no va a acabar bien.

Enlace directo a la entrevista.