Antón Losada denunciado por exempleada de hogar

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

No es el primer artículo similar

Parece que Ignacio Escolar tiene bastante miedo a una posible repetición de elecciones y ha puesto a todos sus articulistas en pie de guerra para intentar mandar mensajes tanto a Podemos como a PSOE para que lleguen lo antes posible a un acuerdo. Si hace algunas semanas ya lo hizo Elisa Beni, ahora le toca a otro de sus sectarios colaboradores, el periodista Antón Losada.

Y como si desde eldiario.es no lo hubieran repetido por activa y por pasiva, como si fuera una auténtica novedad en ese panfleto, Losada titula su artículo: “Alguien tiene que decirlo”. Y nosotros nos preguntamos, ¿alguien tiene que decirlo? Pero si ya lo había dicho Beni hace unas semanas, ¿tanto miedo tienen? Lógico, el panfleto de Escolar se juega mucho dinero con una coalición de izquierdas en el gobierno.

Y es que la preocupación de Escolar y “sus chicos” es lógica porque en las últimas elecciones generales los partidos de derechas, si a Ciudadanos se le puede considerar como tal, fueron los que más votos obtuvieron, a pesar de que esos votos no tuvieran su reflejo en el Congreso por arte de nuestra ley electoral.

Pero es que Losada llega a extremos ridículos en su artículo, en él es habitual, con frases tan absurdas como: “Que los socialistas se consuelen ahora soñando con la posibilidad de que puedan forzar una abstención de la derecha en septiembre solo demuestra una cosa: en España, la izquierda se traga cándidamente cualquier cosa que le lanza la derecha para tenerla entretenida mientras ella se ocupa de las cosas realmente importantes…

Decir que la izquierda, ¿española?, es cándida, querer dejarla como gente que desborda bondad por los cuatro costados es una soberana estupidez. La izquierda española es ambiciosa, como todas las izquierdas, y lo único que busca es el beneficio personal que pueda otorgar tener la mayor cuota de poder posible: Escolar manda y sus chicos se ponen a ello de inmediato, hay que evitar unas nuevas elecciones, hay pasta de por medio. Al fin y al cabo, aunque parezca lo contrario, Sánchez solo tiene unos míseros 123 diputados.