Anabel alonso
Anabel Alonso (Twitter)

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Le va la marcha

Anabel Alonso lleva ya varios meses un tanto exaltada lanzando mensajes bastante incendiarios y provocativos a través de su cuenta de Twitter. Y la verdad es que estoy bastante sorprendido porque, o yo no me había enterado, o desde luego esa faceta suya de radicalización política era completamente desconocida para mi.

Por supuesto que ella está en su derecho, faltaría más, de pensar como quiera y de exponer sus ideas como a ella le apetezca, pero ella también tiene que comprender que nosotros, y todos los usuarios de Twitter, están en su derecho de contestarle haciendo uso de la misma libertad de expresión que ella pide para sí misma y que desde luego tiene.

Pero si hay algo que no puede soportar Anabel Alonso es que le den dosis de su propia medicina con las respuestas que recibe de otros usuarios de esa red social y eso tampoco es lógico. Eso de pretenden que los demás no hagan lo que ella hace no tiene lógica desde ningún punto de vista.

Y en estos días, Alonso ha estado especialmente exaltada tratando el tema de la celebración del “Orgullo” y, lo que es peor, justificando los ataques recibidos por Ciudadanos y manipulando de una forma, a mi modo de ver, bastante grave sobre Vox de quien ha llegado a decir que son con respecto a los gays lo mismo que el Ku Kus Klan con respecto a los negros. Algo completamente falso y para lo que no encontraría argumento alguno si se le pidiera.

Dice en uno de sus tuits a Ciudadanos, ya borrado, que lo que les ha pasado es lógico: acción, reacción. Pero por otro lado cuando provoca lo mismo en un tuitero que le pega un corte de libro le dice que “no se puede caer más bajo”. La verdad es que esta gente usa demasiado aquella máxima que dice lo de que “repetir una mentira 1000 veces se convierte en una gran verdad”, pero eso tiene un límite.

Están demasiado acostumbrados a la falta de criterio propio y a que la gente se acomode dejando que otros piensen por ellos y negándose a ver la evidencia. Vox nunca ha atacado a los homosexuales, nunca, y, estando o no estando de acuerdo con sus propuestas, lo que no es de recibo es que se manipule sobre algo que no han dicho nunca contando con que la gente no se va a molestar en leer ni una línea de las propuestas de Vox sobre este asunto.

Las respuestas de Anabel Alonso recuerdan demasiado a aquellos médicos que, cuando se podía fumar en los hospitales, atendían a sus pacientes, cigarrillo en mano, y les recomendaban que no fumasen. Alonso está muy exaltada en las redes y le molestan algunas de las respuestas que recibe. Volvemos a la receta prescrita por ella misma: acción, reacción. Si ella se la recomienda a los demás que la aplique para sí misma, tienen el mismo derecho que ella a expresar su opinión.

1 Comentario

  1. Vox es un frenazo al capitalismo. Por eso los esbirros del capitalismo, los progres, los que son financiados por Soros y compañía, antes eran los de la Zeja, atacan visceralmente a Vox para que sus amos se lo agradezcan o lo tengan en cuenta.

Comments are closed.