Opusiano pelota de la izquierda Enric Sopena

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Ya lo retrató a la perfección Carlos Carnicero hace unos años

Publica el diario elplural.com un artículo de Enric Sopena cuya lectura produce grima desde que empieza hasta que acaba. Baste decir que Sopena, el mayor chaquetero de la historia de España, se retrata a sí mismo y queda como un auténtico caradura con una sola frase de su artículo en la que utiliza un calificativo para Albert Rivera que al primero que retrata es al propio autor del artículo: “el veleta de Albert Rivera no acierta una“.

Y tiene guasa que diga algo así un tipo como Sopena, cuando hace unos años fue retratado por alguien que le conocía muy bien, Carlos Carnicero, puesto que, para empezar, escribió de Sopena después de haber trabajado con él. Así describía Carnicero a Sopena: “Su historia, la de Sopena, es la de un perro de presa. Primero fervoroso miembro del Opus Dei. Si alguien tiene curiosidad, que ponga en Google “Enric Sopena+Opus Dei”. Sus fervorosas crónicas sobre Monseñor Escrivá de Balaguer dan cuenta de que su formación en la sumisión al mando natural de cada época tiene raíces en una organización católica especializada en la incondicionalidad al líder. En todas sus épocas profesionales ha sido igual. Lleva en la sangre la madera perfecta de un mercenario“.

Pero, por si eso fuera poco, Carnicero remata a Sopena de esta forma: “Su naturaleza es la subordinación a quien le da de comer. No importa el papelazo que hace en La Noria. Le pagan bien. Y él no tiene pudor en convertir su periódico en altavoz del programa. Autobombo como ampliación de la exaltación de los propios“.

Y para comprobar que Carnicero tiene razón en su descripción de Sopena, no hay más que darse otra vuelta por su vergonzoso artículo, tan vergonzoso que solo le falta ofrecerse para una felación a los que casi seguro van a llevar las riendas del gobierno en los próximo años: “Como la derecha se alimenta de la debilidad de la izquierda, y cuando la izquierda une fuerzas y actúa para el progreso de la sociedad anula a la derecha, podremos constatar pronto si los negociadores tienen claro que estos acuerdos sirven para seguir avanzando en libertades y derechos“.

Y nosotros, tras leer esta última frase escrita por Sopena, no podemos hacer otra cosa que imaginar al “opusiano” a cuatro patas y moviendo el rabo esperando a que le tiren alguna golosina o, simplemente, poniendo la postura que tanto practican pelotas como él, la del “egipcio”.

1 Comentario

Comments are closed.