Ada Colau sobacos
Ada Colau (Youtube)

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

“¿Chiquitín?”

Parece que a Ada Colau no le ocupa demasiado tiempo su trabajo como alcaldesa de Barcelona y tiene el suficiente tiempo como para ‘trolear’ mensajes de Twitter de otras personas aunque esos mensajes no vayan dirigidos a ella.

Debido a los rumores, cada vez más crecientes, de que Pablo Iglesias pueda llegar a conseguir colocar definitivamente a Irene Montero, su novia, en el Consejo de Ministros han sido muchas las criticas que han surgido contra Montero y contra el hecho de que una persona sin capacidades demostradas, como es su caso, pueda llegar a ocupar un puesto de semejante importancia.

Un tuitero ha decidido hablar de ello criticando de Montero que no cuide más su imagen personal y que “se afeite los pelos del sobaco“. Bien, se podrá estar más o menos de acuerdo con ese tuit pero los que más “estupendos” se han puesto con él son los que más barbaridades sueltan cuando la protagonista es miembro de algún partido de la derecha, lo habitual en los reyes de la Ley del Embudo.

Lo sorprendente es que quien ha entrado a contestar ese tuit, que no iba con ella, haya sido la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Se ve que su inoperancia y desastrosa gestión al frente de la alcaldía le dejan el suficiente tiempo libre como para entrar en debates en las redes sociales que, en principio, a ella ni le van, ni le vienen.

Y Ada Colau ha contestado el tuit en cuestión de la siguiente forma: “Venga chiquitín, afeitate lo que te apetezca, no te reprimas. Y deja a las mujeres en paz, que haremos lo que nos de la gana con nuestros sobacos sin pedirte permiso. Bona nit #InvestiduraCongreso19“.

Y ante el estupor que nos ha causado que toda una alcaldesa de Barcelona entre en ese tipo de debates, lo que nos ha venido rápidamente a la cabeza es la imagen de los sobacos de Ada Colau, la experiencia no ha sido nada agradable. Y es que viendo su desaliño exterior, las pintas que lleva siempre Colau con un aspecto tan poco arreglado en la parte que se ve, es inevitable que nos lleve a preguntarnos cómo irá en la parte que no se ve.

A nosotros nos da igual que Colau lleve pelos en los sobacos o que no los lleve. Lo único que nos importa es que cumpla con su trabajo porque ahora no lo está haciendo. Pero es que, además de eso, debería cuidar un poquito bastante esa imagen tan descuidada que tiene y no porque creamos que deba vestir de una forma o de otra, simplemente para que ofrezca un aspecto más aseado. Esa es una obligación que tiene ocupando el puesto que ocupa.

1 Comentario

Comments are closed.