Garamendi

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Ni siquiera el gobierno antisistemas de Pedro Sanchez con una ministra de trabajo de profundos tintes sindicalistas, se ha mostrado capaz, hasta la fecha, de recortar la reforma laboral del innombrable y cum lauden en tibieza, Sr. Rajoy, lo único bueno que hizo. Ha tenido que ser el Sr. Garamendi, presidente de CEOE, se supera cada día, quien ya se ha ofrecido a negociar con los sindicatos, esos que ya no representan a nadie, y que son los auténticos terroristas de la economía española.

Los responsables de que en España sea una utopía tener un nivel de paro por debajo del quince por ciento de la población, diez puntos sobre la media europea.  Los mayores responsables de que sus hijos, terminado los estudios universitarios y por muy demostrada capacitación, tengan que escoger entre trabajar en el sector de servicio o hacerlo en el extranjero, en uno de esos países de mayor justicia social y evidentemente de mayor nivel de vida.

Dice el señor Garamendi que “el no es no, a mi no me va” yo diría que le va mejor “lo que ustedes quieran” con los sindicatos, evidentemente. Ya ha puesto los primeros puentes para recortar las mejoras que se hicieron y que remediaron en cierta medida los abusos de las relaciones laborales y siempre contra los empresarios y que tuvieron mucha culpa de la anterior crisis económica. Señala este señor que “el Salario Mínimo Interprofesional -que él no tiene que pagar por no tener empresa alguna– ha afectado entre otros– sorpréndanse -al empleo doméstico y a las ONG– esta es la preocupación del presidente de la CEOE. Alguien piensa de verdad que con este señor son necesarios los sindicatos. Sigue diciendo “para la patronal -yo digo que para él–  y para la economía española, lo mejor sería un Gobierno de Centro-Izquierda moderado, con el que abordar los nuevos retos de la globalización, como la digitalización o el medioambiente” Y se queda tan tranquilo, un señor que por ser líder de donde es, está obligado a ser “liberal” y tener un mínimo conocimiento de que en España, en gran medida, solo existen partidos social-demócratas, lo que lleva a pensar que un gobierno de Centro-Izquierda por muy moderado que fuera, sería de extrema izquierda y de un alto nivel de intervencionismo y anti-sistemas, un poco más.  Para continuar “sería el mejor gobierno para ahondar –en la doctrina progre y socialdemócrata– en la Globalización, la digitalización, y el medio-ambiente” Humo, humo y más humo. Como si un empresario necesitara del gobierno para hacer crecer su empresa. Ya se daría por muy satisfecho, con que no pusieran más zancadillas.

Dicho todo esto, tengo que terminar preguntando; donde están los empresarios españoles que permiten que un señor, que es el mejor aliado de los sindicatos, a los que les está haciendo todo el trabajo sucio, sea el interlocutor válido de las empresas ante los órganos que marcan el devenir de la economía española. Pues, a pesar de todo, tenemos empresarios de primerísimo nivel mundial. Quizás haya llegado el momento de que también se hicieran notar en este sentido y colaborar para que España sea un país que de futuro a sus hijos.

También te puede interesar...


Otras sugerencias



Artículo anteriorDemocracia con minúsculas en la UE
Artículo siguienteLa media verónica
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los arboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro(este lo tengo escrito aunque no publicado) me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mi rededor, muy especialmente la falta de justicia en su mas alto concepto. Cuando no lo hago se me aparece mi padre y me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde" como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y ademas me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. Mi blog personal es Incorrectamente Politico, encabezado por una foto de George Orwell y su mas famosa frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones publicas.