valls

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Su animadversión por Vox

Parece que Manuel Valls, ese que se nos presentaba como fichaje estrella de Ciudadanos para la alcaldía de Barcelona, ha creído que también venía a España a darnos lecciones de algo.

El francés, más chulo que un ocho, ha hecho y dicho lo que le ha dado la gana tanto en campaña como fuera de ella y al final los resultados electorales cosechados han demostrado lo que ha parecido ser desde el primer día, un pluf. Pero lo más exasperante del gabacho ha llegado cuando ha empezado a arremeter contra Vox como si no hubiera un mañana. Como si Vox fuera poco menos que el diablo con rabo incluído cuando, de momento, nadie les puede acusar de nada excepto los que se pasan el día tergiversando y manipulando sus propuestas.

Y es que Valls parece sentirse más a gusto con el comunismo y el populismo de Colau que ha convertido Barcelona en un auténtico estercolero y en la ciudad de los okupas, del top manta y de la delincuencia. Vox es malísimo y Colau es perfecta. Pero lo más llamativo, su gran salida de pata de banco han sido unas recientes declaraciones efectuadas en el diario ‘El País’ acerca del partido liderado por Santiago Abascal: “Con ellos ensuciándote el alma”.

Un poco fuertes esas declaraciones, ¿no? Sobre todo si tenemos en cuenta que vienen de un político cuya superioridad moral está aún por descubrir. Un político que ha sido francés cuando le ha interesado y español cuando le ha venido bien. Un político del que se dice fue Gran Oriente de la masonería francesa y que por tanto poca alma creo que tenga por ensuciar.

Se puede estar más o menos de acuerdo con un partido pero de ahí a hacer este tipo de declaraciones dista un gran abismo. El alma se ensucia con otro tipo de cosas: con la vanidad, con el postureo, con la falta de principios, con la ambición desmedida, con la falsedad… y parece que de todas esas cosas, Valls anda bastante sobrado. Debería limpiarse primero el alma para que esta pudiera ser después ensuciada, mientras tanto solo estaría ensuciándose lo ya mugriento.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Valls es masón.
    La masonería controla a los partidos políticos excepto a Vox
    Por ello entre PP, PSOE Y C’s se entienden. tienen la misma ideología básica: la ideología de género.
    Sólo discrepan porque hay que repartir el poder. No todos y a la vez pueden “chupar del bote”
    Por eso se excluye a Vox porque es el único que no es de la familia masónica.
    Recuérdese que la masonería ha sido declarada por distintos papas: secta masónica

Comments are closed.