Pedro Sánchez tesis Senado noviembre 2018
El Gran Hermano Sánchez te vigila

Silencio absoluto

Como todos recordarán, hace unos meses uno de los temas estrella de todos los grandes medios en España era la tesis doctoral falsa de Pedro Sánchez. Las novedades sobre esa tesis aparecían a diario, nuevas informaciones, nuevos datos, pero de un tiempo a esta parte el silencio sobre el asunto es absoluto. No se habla de ello, nadie dice nada, ¿por qué?

Y para muchos de nosotros la respuesta está clara, desde el pasado 28 de abril se puede criticar a Sánchez pero con cuidado. De las decisiones de Pedro Sánchez y su gobierno dependen los presupuestos del estado, los impuestos, los dineros de todos los españoles y, sobre todo, las decisiones para la adjudicación de la publicidad institucional, para las subvenciones.

Entonces pasa lo que pasa. Una gran parte de los grandes medios de comunicación en España basan sus ingresos en la publicidad institucional y, ante el riesgo de perder parte de esa tarta, simplemente callan, enmudecen y critican sin molestar demasiado. Es más que evidente, y lo fue mientras se habló de ello, que a Pedro Sánchez le ponía de los nervios que hablaran de su tesis doctoral. Es más, amenazó con llevar a los juzgados a los medios que osaran tocar este asunto.

Ahora que, tras las elecciones parece claro, salvo sorpresa, que Pedro Sánchez va a gobernarnos durante cuatro años, observen a los grandes medios de comunicación. Los que han sido siempre pelotas con Sánchez lo son más todavía, los que han sido críticos con Sánchez lo son cada vez menos y cada vez critican con más disimulo, siguen haciéndolo para no defraudar a su audiencia pero lo hacen con un cierto disimulo para que Sánchez no se enfade demasiado.

Muchos ya hemos dejado de ver las televisiones, hemos dejado de escuchar las radios convencionales y prácticamente hemos dejado de leer a los grandes medios. Poco a poco vamos recurriendo a informarnos a través de medios mucho más pequeños y alternativos. Esos medios que, poco a poco, se van quedando con la audiencia de los grandes y a los que se tacha de publicar noticias falsas cuando, en la mayoría de los casos, tienen mucho más cuidado en verificar las noticias que publican que los grandes medios.

Así está la España del siglo XXI, la de las “libertades” y la “democracia”. Una España en la que no solo no se puede opinar libremente, tampoco se puede pensar lo que no piense la mayoría, aquello que no ordenen los líderes del pensamiento único. Y para evitar que busquemos esa información alternativa nos van cerrando puertas. Censuran las redes sociales, eliminan información que pudiera hacer despertar el cerebro de muchas personas y nombran censores oficiales de la forma más descarada y vergonzosa.

Pero lo tienen muy difícil, por mucho que lo intenten no se le pueden poner puertas al campo…

6 Comentarios

  1. Un falso doctorado, realizado mediante la acumulación de informes y documentos oficiales y privados, plagiados de aquí y de ahí, sin conclusiones realmente obra de su autor.
    NO ES UN TRABAJO ORIGINAL, QUE ES LO QUE EXIGE LA NORMATIVA DEL DOCTORADO.
    Es un auténtico fraude, se mire por dónde se mire…

  2. Hay que tener muy poca vergüenza y ser un tramposo cuya consecuencia es un despretigio a nivel mundial en contra de los españoles, a éste nunca lo consideraré como presidente de mi país.

  3. Viendo cómo ha trepado en el partido y la forma en que llegó a presidente podemos esperar cualquier cosa de este prepotente, descarado, tramposo y embustero personaje.

Comments are closed.