Mecenazgo

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

En medio de tanto ruido sobre los pactos electorales para gobernar España, encuentro una noticia que sobrevuela tanta vacuidad: “Las Universidades se quejan por las trabas para abrir vías de mecenazgo”. El artículo de Carina Farreras en La Vanguardia habla de unas jornadas de Patrocinio que realizaron las Universidades catalanas. Las conclusiones son claras: Las Universidades, según los participantes, si bien deben financiarse con el erario público necesitan complementarse con la financiación privada en especial a través del patrocinio o mecenazgo. Eso que las universidades ven tan claro, yo lo hago extensible a toda la enseñanza. Si como en teoría todo el mundo está de acuerdo que lo más importante en un país es su ‘enseñanza’ y que esta dura toda la vida, desde lo más prematuro hasta los más avanzado en edad, ¿no debería ser la primera y la máxima prioridad de todo gobierno avanzado?

La Universidad española tiene unos niveles de recaudación privada entre el 0,5 y el 1,5% de su presupuesto, algunas universidades americanas, Stanford y Harvard, tienen más financiación privada que pública y la obtienen de donaciones de antiguos alumnos, particulares y empresas. En España, la Ley de Mecenazgo, contempla un retorno de fiscalidad del 30% frente por ejemplo al 60% de Francia.

Mecenazgo de empresas, micromecenazgo de exalumnos y particulares, ambos asociados a un centro concreto, sea público o privado, pueden hacer que nuestra enseñanza no solo goce de muchos más medios si no que, al tiempo, se enraíce más con las necesidades profesionales de su entorno geográfico.

No entiendo nada. ¿Cuándo dejara el Estado de hacer de perro del hortelano? ¿Alguien me lo explica?

 

@jmfrancas

Canal de YouTube del autor