ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

La colaboración de Joan Manuel Serrat

Love of Lesbian que, junto a Vetusta Morla, son los grupos españoles que más éxito tienen en nuestro país son, probablemente, también los que más me gustan a mi pero si tuviera que elegir a uno de los dos, lo tendría claro, mi favorito sería Love of Lesbian.

Sería incapaz de elegir cual es mi tema favorito, ‘Inviernos de Nieve’, ‘Club de Fans de John Boy’, ‘Allí donde solíamos gritar’… pero si hay un tema que me causa una emoción especial es ‘El Poeta Halley’ y me emociona, además del tema en sí, la colaboración que en él realiza Joan Manuel Serrat.

Y mucho más si parto de una base, Serrat nunca me ha gustado demasiado, más bien poco o nada. Pero he de reconocer que su colaboración en ‘El Poeta Halley’ es sencillamente magistral. Y conociendo además la intrahistoria de esa colaboración de Serrat con Love of Lesbian gusta mucho más.

Candela, hija de Serrat y fiel seguidora de la banda liderada por Santi Balmes, fue la “culpable” de esta colaboración en 2016. Serrat llegó al estudio de grabación, escuchó el tema y, después de 15 minutos, dijo: “Ya lo tengo”. Y acto seguido se metió en la cabina de grabación para dejarnos estos preciosos versos:

Acojo en mi hogar
Palabras que he encontrado abandonadas en mi palabrera
Examinó cada jaula y allí
Ladrando vocales y consonantes
Encuentro sucios verbos
Que lloran después de ser abandonados
Por un sujeto que un día fue su amo
Y de tan creído que era
Prescindió del predicado
Esta misma semana
Han encontrado a un par de adjetivos trastornados
A tres adverbios muertos de frio
Y a otros tantos de la raza pronombre
Que sueñan en sus jaulas
Con ser la sombra de un niño
Señalo entonces
A las palabras que llevan más días abandonadas
Y me las llevo a casa
Las vacuno de la rabia y las peino a mi manera
Como si fueran hijas únicas
Porque en verdad todas son únicas
Acto seguido
Y antes de integrarlas en un parvulario de relatos o canciones
Les doy un beso de tinta
Y les digo que si quieres ganarte el respeto
Nunca hay que olvidarse los acentos en el patio
A veces, les pongo a mis palabras
Diéresis de colores imitando diademas
Y yo sólo observo cómo juegan en el patio de un poema
Casi siempre te abandonan demasiado pronto
Y las escuchas en bocas ajenas
Y te alegras, y te enojas contigo mismo
Como con todo lo que amamos con cierto egoísmo
Y uno se queda en casa
Inerte y algo vacío
Acariciando aquel vocablo mudo llamado silencio
Siempre fiel, siempre contigo
Pero todo es ley de vida
Como un día me dijo el Poeta Halley
Si las palabras se atraen
Que se unan entre ellas
¡Y a brillar!
Que son dos sílabas

¡Qué bonito es el español!