MENAS

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

El susto que me he llevado este fin de semana

Este pasado domingo, cuando mi hijo de 19 años se levantó de la cama me dio un buen susto que me generó una gran preocupación. Habían salido en las fiestas de un pueblo que está ya prácticamente dentro de la ciudad. Mientras paseaba con unos amigos, a eso de las cinco de la madrugada, se encontraron de frente con un grupo de más de 20 MENAS marroquíes.

Uno de los marroquíes se acercó y, sin mediar palabra, pegó una fuerte patada en las costillas a uno de los amigos de mi hijo. Mi hijo, 1,90 y cinturón negro de karate, se enfrentó a ellos gritándoles que por qué habían hecho eso. Los marroquíes se dirigieron tranquilamente a él y le dijeron: “Por tu aspecto eres mayor de edad, nosotros somos menores, ¿te vas a atrever a pegarnos?”

Todo esto sucedía mientras poco a poco mi hijo era rodeado por todos ellos. Cuando se dio cuenta del peligro que corría comenzó a correr perseguido por los marroquíes mientras llamaba por teléfono a la Guardia Civil. Debido a la celebración de la fiesta y a la gran afluencia de gente que había siendo sábado por la noche, la Guardia Civil acudió de inmediato a socorrer a mi hijo, deteniendo posteriormente a los marroquíes cuando mi hijo los identificó.

Totalmente indignado tras enterarme de lo sucedido publiqué un tuit en mi cuenta de Twitter denunciando los hechos.


El tuit tuvo gran repercusión y grandes muestras de apoyo en las respuestas pero también críticas. Me han llamado racista, me han preguntado que si considero que todos los marroquíes son delincuentes, algo que yo no había dicho, pero lo que más me ha llamado la atención ha sido la aparición de los memos, memos que creían que yo me había inventado algo así.

Gentuza que no debe tener ni dos dedos de frente puesto que a una persona normal nunca se le ocurriría inventarse que algo malo le pudiera pasar a un familiar y mucho menos a un hijo. Gente a la que hay que demostrar con el pantallazo de la aplicación de mi compañía de teléfonos que mi hijo no se divierte un sábado a las 5 de la mañana llamando al 062.


Hay que ser muy miserable para enjuiciar a la víctima, yo como padre también me considero como tal, y no hacerlo con los agresores. ¿Que también hay delincuentes en España? Cierto, eso sería ridículo negarlo. Pero lo ridículo es, teniendo los que ya tenemos y tiene cualquier país, importarlos y, cuando son detenidos, volverlos a poner en la calle y no enviarlos de vuelta a sus países de origen.

A los críticos, a los insultones, a los memos que consideran que esto es falso o que mi queja es por racismo, solo les deseo que no les pase a ellos. O mejor no, que les pase y que la cosa se quede en un susto como le ha pasado a mi hijo, a ver qué piensan entonces. A todos los que me han mostrado su apoyo y su cariño, muchas gracias.

Y un deseo, que la gente despierte y que se dé cuenta de lo que de verdad está sucediendo. Eso lo contaré en otro artículo.

1 Comentario

  1. ME SOLIDARIZO CON USTED Y CON SU HIJO, AL QUE, A DIOS GRACIAS, NO LE PASO NADA, porque esa gentuza suelen pelear sucio, en manada, llevando navajas, cuchillos, etc.
    ¡Vamos que no quiero ni pensar lo que le podría haber pasado a su hijo, DE NO SER POR LA GUARDIA CIVIL!
    Encima la población está acobardada y atemorizada, y cómo no quieren problemas, pues no hacen nada…
    ÁNIMO Y A SEGUIR HACIENDO VIVA NORMAL, PERO CON LAS MÁXIMAS PRECAUCIONES POSIBLES.

Comments are closed.