veleta

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Nadie me podrá acusar de oportunista si ahora me ocupo de criticar las ocurrencias del mandamás de Ciudadanos, Sr. Rivera y demás compañeros de partido, incluido el inefable Villegas.

Como prueba de lo que digo, reproduzco a continuación (entrecomillado y en cursiva) parte del escrito -titulado El muñeco- que me publicó ABC el día 16-5-2016:

“Hay personas, tan presuntuosas, que, en su inmodestia se creen dioses. Un ejemplo vivo es el inefable Alberto Rivera, presidente de ese partido llamado Ciudadanos, que se tiene por una mezcla de Cánovas, Sagasta, Mandela, Ghandi, Reagan y Thatcher, siendo la realidad tan contraria que habría que hacérselo mirar por sus cercanos. Porque Alberto –aparte de una puesta en escena bastante hipócrita y teatral- carece de la talla necesaria para ser alcalde pedáneo. Su curriculum es bastante medianito, aunque mejor que el de Pedro Sánchez.

Es tan poco avispado, que aún desconoce que gran parte de los 40 escaños que le otorgaron los españoles en las últimas elecciones fueron un préstamo de muchos votantes del PP y del PSOE que querían mostrar su enfado temporal con sus respectivos partidos.

 Es tan torpe, que piensa que con solo el 11,43% de los escaños es suficiente para tener que decir a unos y a otros lo que deben hacer en sus partidos.

Es tan mequetrefe, que piensa que no deberían estar en política los no nacidos en democracia. Tal majadería se descalifica por sí sola, y mucho más cuando el que lo dice nació en 1979”.

Pues ahora, queridos amigos, pasados más de mil cien días de aquél escrito, él y su partido siguen enredando como solían; es decir, siendo veletas sin rumbo sin querer hablar con los representantes de VOX que no son extrema derecha como dicen mintiendo descaradamente y poniendo en riesgo lo que los votantes hemos querido.

Pues si continúan así, les auguro un negro futuro, para ellos y para todos nosotros.