Elisa Beni Pedro Sánchez Pablo Iglesias

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Las lecciones y la historia de Beni

Elisa Beni es uno de esos personajes que, después de mucho aparecer en televisión y ser jaleada por la fanática extrema izquierda, se cree poseedora de la verdad absoluta y en la necesidad de darnos algún tipo de lección política de vez en cuando.

La feminista que se hizo famosa gracias a su marido el juez, más cercano al PP por aquel entonces, va de plató en plató, de emisora en emisora, de artículo en artículo y pretende que el mundo se pare cada vez que va a hablar ella. “Atención, ¡silencio que va a hablar Elisa! ¿Qué buena nueva nos traerá?” Y entonces Elisa toma la palabra y, a gritos como siempre, reparte sus bendiciones de nueva comunista y de izquierdista de nuevo cuño, que es lo que ahora se lleva para poder trabajar e ingresar más.

Y en su columna del día 26 en el panfleto de Escolar también repartió consejos no pedidos y lecciones de vida, o más bien de buscarse la vida, que de esto sí que sabe. Y nos habla de su abuelo, de partidas de cartas y de su primo y todo para pedirles a Pablo y a Pedro, a los ‘Picapìedra”, que se pongan de acuerdo. Que entiende perfectamente las ansias de poltrona que tienen en ambos partidos, y le parece hasta lógico -en ese punto de generosidad tan “característico” de Elisa- y les dice que se pongan de acuerdo o ella no vota más.

¡Atención otra vez, que se vuelva a parar el mundo, que Elisa no vota más! Y Elisa amenaza, advierte, implora -aunque no sea muy propio de ella- que se pongan de acuerdo o ella no vota más. Que lleguen a acuerdos por el bien de la extrema izquierda, de la falseada memoria histórica, por la injusta Ley de Violencia de Género, por su futuro laboral… porque, de lo contrario, ella no vota más.

Y el problema para Elisa es otro. El temor de Elisa está justificado, ¿y si hay nuevas elecciones y, a pesar de que pueda ganarlas el PSOE, los números no dan? ¿Y si los números cuadraran con PP, Ciudadanos y Vox? ¿Y su futuro laboral? Cuatro años son cuatro años y si los “Picapiedra” se ponen de acuerdo ella tiene los ingresos de esos cuatro años casi garantizados. Lógico que pida eso Beni, el miedo es libre.

1 Comentario

  1. ¿Que no vota más, dice? Pues por mí, perfecto. De hecho, un personaje con tal falta de inteligencia, cultura, criterio, opinión, diafanidad intelectual, educación, etc… No tendría que haber votado nunca. Hace años que propongo que para votar en este país de nuestros pecados, además de tener 18 añitos, habría que pasar un examen oficial. Con al menos tres asignaturas: Historia de España, Historia de las Ideas y las Formas Políticas, y Economía General. Cuando menos…

Comments are closed.