anciano

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Lo que voy a escribir a continuación, no responde a mi experiencia personal como político, porque nunca desarrollé actividades políticas; tampoco como periodista, por las mismas razones. Sí lo haré en mi condición de anciano, que eso sí que lo soy, y ejerzo como tal. Y, también, como veedor de todo lo que me rodea. Para que no haya ninguna confusión, cuando me asigno la función de veedor lo hago teniendo en cuenta la primera acepción del Diccionario de la Lengua Española que dice así: “Que ve, mira o registra con curiosidad las acciones de los otros”.

Y, además, nada de lo que diré a continuación tiene ninguna vinculación con nada que sea mi propio yo. ¿Y de que voy a escribir? Pues de las mal llamadas “tres derechas”; es decir PP, Ciudadanos y VOX. Mi opinión personal sobre estos tres partidos políticos, no es tan pacífica como quizás podía esperarse. Sinceramente creo que los dirigentes de los tres se están equivocando, aunque unos más que otros. Porque, según creencia general que coincide con la mía, estos tres partidos se nutren -en más de un 95%- de los votos procedentes de quienes antes votábamos alternativamente a UCD, Alianza Popular o Partido Popular.

Lo que pudiera llamarse el tronco común del centro derecha. Y lo que no puede ser es que mirándose cada uno su ombligo, no se hayan coaligado para las elecciones, consiguiendo debilitar sus expectativas electorales y la oportunidad de cambiar el panorama político de España.

¡Que tomen nota del PSOE que se asocian con lo peor de lo peor para deshacer España! Todavía estamos a tiempo para cambiar de táctica; de lo contrario, el resultado será cada día más negativo.