Xurde Rocamundi

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Apreciado Albert:

Te escribo la presente ante la estupefacción que siento en estos momentos cruciales en el ámbito político de nuestro país.

Por más vueltas que le doy, te aseguro no entenderte.

Soy consciente de tus aspiraciones personales a ser en un futuro próximo Presidente del Gobierno, lo cual lo considero legítimo.

Sin embargo, las urnas han hablado, y han situado un tablero muy claro.

El señor Sánchez, no es santo de mi devoción, pero nos guste o no, es su momento porque así lo han decidido los ciudadanos. Y en tu mano está hacer de esta legislatura, un trago dulce o amargo.

Espero y deseo que tu juego nos sea el de “cuanto peor, mejor”, emulando a aquellos a los que combatimos en Cataluña. Y estés esperando el desgaste del PSOE hasta las próximas elecciones, pensando en un posible despegue de tu partido, que te brinde la oportunidad de ser el octavo Presidente español desde la instauración de la Democracia.

Porque entonces te pregunto, ¿y mientras? ¿Qué pasa con nosotros, los ciudadanos de a pie? ¿El pueblo llano, el común? ¿Debemos seguir sufriendo hasta entonces los populismos? ¿Los nacionalismos? ¿Que no repunte la economía? ¿Una sociedad dividida, enfrentada? Aparte de no ser una jugada segura….

Recuerdo nuestras conversaciones y críticas sobre los distintos gobiernos, tanto del PP como del PSOE, y su aquiescencia con los nacionalistas, en como sus pactos fueron alimentando el “monstruo” hasta hacerlo imparable, de “esas aguas vienen estos lodos”. Y ahora, cuando tienes la oportunidad de enviar a los nacionalismos a la irrelevancia, de donde nunca debían haber salido, no eres capaz de procurarnos un Pacto de Estado, un Gobierno estable.

¿De verdad vas a dejar de nuevo en manos de unas minorías la vida de todos los españoles? ¿En serio vas a permitir a un partido populista como Podemos hacerse con algún Ministerio?

Ciudadanos, tú partido, nuestro partido, nació para cambiar la política, dejar atrás los cálculos electorales y pensar en el país en su conjunto a medio y largo plazo. Y ahora me pregunto sino estarás adquiriendo los mismos vicios de las dos grandes formaciones que tan mal han dirigido nuestras vidas y economía en estos 40 años.

Albert, como cofundador de Ciudadanos, como ex Consejero General, como excompañero, déjame darte un par de consejos:

En las Autonomías y Ayuntamientos pacta con el PP y crea un “contrapoder” al Gobierno Central.

Pero en el Gobierno de la Nación, facilítale la gobernabilidad al PSOE, pero esta vez en serio, exige sillones y Ministerios, implícate, demuestra que estás preparado para asumir obligaciones de país.

Como te he dicho anteriormente, las urnas han hablado, y estas dicen: La suma PSOE-CIUDADANOS amplia MAYORIA ABSOLUTA.

Ya firmaste un pacto en el pasado de 200 puntos con el señor Sánchez, puedes volver a hacerlo. Comprendo la animadversión personal, y la egolatría del susodicho, pero la política no es para hacer amigos, sino para mejorar la vida de las personas.

Además, aún siendo parte del Gobierno puedes ejercer de oposición, tú partido mantendría la independencia dentro del Ejecutivo.

Desde dentro podrás evitar los indultos y cualquier pacto con ERC, Junts, PNV, Bildu, etc.

Salvando las distancias, mira a ERC en la Generalitat, no le ha ido tan mal…

En cuanto a Podemos y sus confluencias, déjalos que se diluyan por si mismos, sin ningún tipo de poder, es cuestión de tiempo que desaparezcan. De hecho, elecciones tras elecciones van cayendo en picado. El votante ya se ha dado cuenta del discurso del señor Iglesias, es un “quítate tú para ponerme yo”, han comprendido su único fin, ser parte de la nueva casta, sus actos en contraposición de su verborrea, son su tumba, no obstante, está dando sus últimos coletazos para mantener su posición privilegiada, lloriquear por un sillón Ministerial.

En cuanto al Psis sabes jugar tus cartas, al final será o bien la tercera fuerza política, o reabsorbido por Ciudadanos.

Estoy convencido que te han presionado desde distintos frentes por un Gobierno de Coalición, en términos similares a los de esta carta, pues entonces pregúntate, ¿no serás tú el equivocado? ¿Es tu orgullo quien no te deja ver el bosque?

Querido Albert, quizá con dureza te digo. Posiblemente no llegarás nunca a ser Presidente del Gobierno de España, pero si puedes ser un hombre clave, un hombre de Estado, un estadista, y en tu vejez, cuando estés retirado, tengas la satisfacción de haber hecho lo correcto. La Historia y España te lo agradecerán.

Para despedirme compañero, la cuestión es clara: O un Gobierno Frankenstein con Podemos, y el apoyo explícito de los nacionalismos periféricos, con su factura y lo que eso representa para la sociedad española.

O una Coalición de gobierno estable aplaudido por los poderes fácticos y económicos, y la población en su conjunto.

Siguiendo el ejemplo de Manuel Valls, no habiendo ganado las elecciones, hay que elegir siempre la opción menos mala.

Un saludo.

Xurde Rocamundi

Post: Albert, por lo que más quieras, en los puntos de negociación, por favor, un cambio de Ley Electoral, YA!    😉