Joven estalla cigarro electrónico fractura mandíbula dientes
Imagen de la fractura en 3D (The New England Journal of Medicine)

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Mientras fumaba con un vapeador

La web The New England Journal of Medicine, nejm, ha publicado un artículo en el que se relatan las consecuencias que provocó la explosión de un cigarro electrónico, o vapeador, para un joven de 17 años.

Poco después de que le explotara, el joven acudió a un centro hospitalario puesto que el cigarro electrónico le explotó en la boca. Presentaba un fuerte dolor y un gran hinchazón en la mandíbula. Al ser escaneada su cabeza en 3D se encontró que el joven tenía una gran fractura en la mandíbula con pérdida de masa ósea. Además, había perdido varios dientes y tenía un gran corte en la boca, así como quemaduras en los labios.

Al joven se le agregó una placa en la mandíbula para poder así mantenerla cerrada y, además, se le agregó un alambre para poder proteger los dientes mientras la fractura de la mandíbula se sellaba.

Tras seis semanas con la protección, y con la fractura de la mandíbula ya sellada, se le retiró la ligadura de alambre que se le había puesto en los dientes y se procederá a implantar las piezas dentales perdidas con el accidente.

En el artículo de nejm se añade, tras dar todos los detalles de las lesiones y su tratamiento, que “la creciente prevalencia de vapeo entre los adolescentes es un problema de salud pública” y esa afirmación parece bastante cierta. No se sabe, dentro de lo malas que son ambas cosas, si es mejor el remedio del vapeador o seguir fumando de la forma que se ha hecho hasta ahora e intentar dejar de fumar utilizando otros métodos, como por ejemplo la fuerza de voluntad.

(Este vídeo no corresponde al accidente mencionado en el artículo, pero en él se puede apreciar la fuerza con la que explotan los vapeadores)