senado

O tú o nadie. Esto es lo que parece decir Pedro Sánchez cuando asignó a Iceta para gobernar el senado español.  Un hombre que con sus traqueteos y meneos bailarines les hemos visto en muchos zarandeos, un hombre que al parecer pasa de todo, su política  es ni más ni menos de andar por casa. Dada su versátil y dudosas maniobras que nos tiene sometidos entre su, al parecer españolidad y amigos de sus amigos los nacionalistas catalanes, su insegura amistad, al menos a mí me parece muy amigos, los sediciosos, prevaricadores y amigos revolucionarios catalanes.

Sigo hablando de Iceta, cuya definición verbalizada por este individuo por ser socialista, federalista y catalanista, es decir, con este slogan encaja muy bien en el proyecto Plurinacional que tanto les gusta a los socialistas pregonar e incluso defender. Ante esta deformación de palabras he encontrado en la Razón (gaceta jurídica) que dice:  Por su parte, un Estado plurinacional es la organización política y jurídica de una sociedad de varias naciones unidas en un solo Estado con Gobierno de representación plurinacional y sujetas a una única Constitución Política. Encuentro espinoso que salga este variopinto personaje en las votaciones para que salga nombrado este personaje para dirigir la Cámara Alta, pero dadas las amistades tanto catalanas, vascas y socialistas cuyo número engrándese el este senado, e incluso todo tipo de izquierdas podría ser elegido como Presidente, aunque con ellos nos alegraría los días en su quehacer diario en esta cámara de representación territorial.

Si Iceta ha dado bastantes pruebas para pensar y decir que con sus manifestaciones veremos en este “refugio de políticos” agente muy dispar donde nos darán días alegres de circo. Recordando al Señor Iceta los días que nos recordaba que habría indultos en caso de condena, este hombre socialista prefiere pactar un modelo federal  con el separatismo  e incluso sugirió que los presos políticos debían estar en libertad. Si el Presidente Sánchez lo quiere meter en el Senado podría ser por dos motivos que atisbo  a descifrar, uno: que se lo quiere cargar, así dejará Cataluña, pero conociendo a su jerarca mayor podría entenderse Iceta mucho mejor con sus senadores y segundo, me agarro a lo leído hace unos días en ABC:”Ahora, la aplicación del artículo 155 se aleja definitivamente, y se abrirá una etapa de cesiones inconfesables para un nuevo proyecto territorial de España. Al margen de cualquier retórica dialéctica y «política», no conviene engañarse: quieren volver a mercadear con la unidad de España”. “Sánchez ha cometido un doble error: proponer a un presidente del Senado que más que resolver el conflicto catalán, puede convertirse a veces en el portavoz de los separatistas”. El tiempo es inexorable, pero demos tiempo al tiempo pero a corto plazo.