Pedro Sánchez en la rueda de prensa posterior a las elecciones (Twitter)

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

El PSOE ha ganado, sí, pero…

Que el PSOE ha ganado tanto las elecciones municipales como europeas es un hecho que no admite discusión alguna. Podemos estar más o menos de acuerdo, nos puede gustar más o menos -más bien menos-, pero esa es una evidencia que no se va a discutir. Lo que sí ha dado la sensación, lo que ha quedado claro es que Madrid era fundamental para todos, para los socialistas, para el PP, para Vox, para Ciudadanos y para Podemos.

Y, a pesar del resultado que pueda haber cosechado en otras regiones, la casi segura pérdida de Madrid ha sentado tan mal en el PSOE como bien en PP, Ciudadanos y Vox. Con todo esto ha quedado algo en evidencia, Pedro Sánchez es un pufo en los objetivos electorales socialistas aunque se las pongan como a Felipe II, en estas elecciones lo tenía chupado, como se dice vulgarmente.

Y aún así no ha conseguido arrebatar Madrid a la derecha. Aún así su ansiado objetivo, que no era otro que el ayuntamiento y la comunidad autónoma de Madrid, no ha podido arrebatárselo a la derecha, se le ha vuelto a escapar. Y esto a Sánchez, al vanidoso Sánchez, le ha sentado fatal. Y el gran problema para el  presidente que no tiene abuela, es que no lo ha sabido disimular y en la rueda de prensa de ayer no podía esbozar más que una patética sonrisa forzada.

Pero lo bueno, lo mejor de todo fue cuando habló de pactos y pidió a PP y a Ciudadanos que no le hicieran un “cordón sanitario” al PSOE. Y lo dice don “No es No”. Lo dice alguien que ni siquiera se planteó negociar con Rajoy. Quien ha sido capaz de pactar con lo peor de lo peor. Quien mientras pactaba con proetarras y golpìstas, criticaba a los que pactaban con un partido como Vox al que no se ha cansado de insultar.

¿Y ahora habla de “cordón sanitario contra el PSOE? Es imposible que pueda haber nadie en el planeta tierra que pueda llegar a tener nunca la cara tan dura como la que tiene Pedro Sánchez. Es materialmente imposible, no tiene cara ni “ná”.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL