Casinos seguridad plena

El sector de las casas de apuestas y de los juegos de azar goza de una salud envidiable. Año tras año, ve como sus cifras de facturación, su aportación al PIB nacional, y los empleos generados con dichas actividades aumentan ostensiblemente.

El pastel cada vez se reparte más entre la parcela interactiva y la física. Pese a lo que pudiera parecer los casinos en España concebidos como antiguamente en las ciudades, han aumentado en los últimos años. En 2012, su cifra era de 37 locales, siendo en la actualidad 47 establecimientos los que se contabilizan a nivel nacional.

A esta parcela física hay que sumar el ritmo imparable de crecimiento que presenta la parte interactiva de esta actividad. Cada día son más los usuarios que utilizan sus dispositivos inteligentes para desarrollar sus momentos de ocio de una manera más rápida y sin necesidad de desplazarse a ningún lugar específico físicamente.

A mayores cifras de negocio, mayor ímpetu deben de poner todos los agentes involucrados en el ámbito de la seguridad. En este sentido, es indispensable que todos los órganos tanto públicos como privados que deben cuidar la salubridad de la ciudadanía se pongan de acuerdo y estén permanentemente conectados, a fin de poder eliminar las posibles distorsiones que surjan en el sector. Simplemente, la seguridad en los casinos es un aspecto clave para su futuro. El aumento en la partida de recursos para salvaguardar la seguridad, así como el aumento de personal destinado a este fin, ya sea dentro de las propias empresas o en organismos públicos como la Policía Nacional, son pilares fundamentales a fin de erradicar los posibles delitos que puedan surgir en el día a día.

Tras la llegada y el crecimiento de las plataformas online, es necesario poner el foco también en los ciberdelincuentes, ya que España es el país más atacado a través de dispositivos IoT. Estos individuos se enmascaran detrás de un dispositivo conectado a la red, y mediante prácticas prohibidas consiguen practicar el engaño a través de medios interactivos a miles de personas. Por ello, y como se ha dicho con anterioridad, es necesario a la par que vital, el acercamiento y la colaboración entre la Policía y los servicios de seguridad de las empresas afectadas.

Otro objetivo marcado por el sector del Juego es la búsqueda del juego responsable de sus clientes. La concienciación y la educación a los potenciales usuarios que utilicen estos servicios es básico, a fin de que éstos, no caigan en la tentación de malas prácticas que puedan desembocar en enfermedades asociadas a esta actividad de ocio. Los mimbres para cumplir con este fin último se están ensamblando, ya que como indican todos los indicadores, y pese al aumento de personas que utilizan estos servicios a diario, los índices de ludopatía no han ascendido.

Alejar a los menores de estos establecimientos y plataformas online, también es una piedra de toque que todos los agentes involucrados necesitan que se cumpla al cien por ciento. Muchas voces críticas del sector ponen el énfasis en este aspecto, y sin duda, medidas como la identificación en plataformas online mediante el DNI electrónico, va sembrando las semillas para luego poder cosechar los frutos de una cosecha que cada año aumenta de manera ostensible en cuanto a cifras de negocio se refiere, dejando a un lado las malas prácticas en las que pueden caer los potenciales clientes.