lenguaje

Todos sabemos que la palabra “ultra”, significa “dicho de un grupo político, de una ideología, o de una persona: De extrema derecha”. Osea que un ultra es que es de Extrema-Derecha, y el de Extrema-Izquierda, ¿qué es?: “non ultra” o “plus ultra”, porque los que son extremos son los radicales y violentos y estos en España son los Etarras-Bildu asesinos, los Podemitas dictadores de izquierda violentos los independentistas catalanistas, los ERC, Crida, Arran, etc…, violentos y antidemocráticos.

Dice Casado “Es falso que en España haya tres derechas. En España solo hay un partido de centroderecha: el PP. Otro de extrema derecha, Vox, y otro socialdemócrata, Ciudadanos, disfrazado de liberal. No somos intercambiables”

Y Le contesta Abascal “Toda la campaña plagiando nuestro mensaje y tratando de imitar nuestro estilo, y ahora, como los progres, insultáis a los votantes de Vox por tener principios”.

Claramente es una insidia del PP a VOX.

El PP ha renunciado a los principios de al menos dos millones setecientos mil votantes de la derecha, pero de la derecha con principios, no ” ultras”, sino coherentes con los valores de la derecha: vida, familia, educación de los hijos por los padres, libertad religiosa, unidad territorial, diversidad “regional”… Todo lo contrario, a la Izquierda. De la que el PP participa.

La insidia es la acción o palabras con que se intenta dañar a otro.

Y es lo que hace el PP con la Derecha VOX, y con los Socialdemócratas CIUDADANOS, diciendo que sólo los del PP son la Centro-Derecha, son los únicos, y no hay otra Derecha ni Centro. O sea que no existe la Derecha sino la Ultra Derecha, y no existe el Centro Izquierda, sino los Socialdemócratas disfrazados de liberales. Ellos son Centro Derecha y por tanto son la única Derecha y el único Centro.

Y quiénes se dicen Derecha y no son Centro-Derecha son “Ultra”-Derecha; y quienes se dicen Centro-Izquierda no son Centro, sino Socialdemócratas.

Perdonen, todo esto es una insidia galimática. Propio de un Master dudoso.

También te puede interesar...


Otras sugerencias



Artículo anteriorLa doble vara de medir del Tribunal Supremo
Artículo siguienteComer y rascar, todo es empezar
J.R. Domínguez
Hombre de amor a la libertad y al humanismo cristiano en el mundo occidental. Nacido en Córdoba, doctor en Geografía por el Instituto Juan Sebastián Elcano del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en la Universidad de Zaragoza. Profesor Titular de Universidad de Análisis Geográfico Regional.