Batet

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

Parece ser que, en el PSOE actual, la indecencia es un referente que posee una gran aceptación, consistencia y predicamento. Porque supone la expresión del sentido de chulería que afecta a muchos de los componentes de ese partido que comanda, para desgracia de todos los españoles, Zapa-bis, el plagiador. Ya sé que lo que voy a contarles no es novedoso porque todos (o casi todos) los medios de comunicación han difundido (algunos de ellos con gozo) que la actual presidenta del Congreso de los Diputados, Maritxell Batet, ha plantado en el día de ayer -por más de siete minutos- al jefe del Estado español, Su Majestad el Rey Felipe VI.

Esta indecencia, sumada a la no suspensión de los parlamentarios separatistas, para alcanzar -con ello- algún beneficio en las elecciones del próximo domingo, hace que España esté sometida a la permanente vergüenza de las indecentes actuaciones de aquellos que teóricamente deberían ser sus primeros defensores.

Pero está visto, y ya lo hemos vivido otras veces muchos españoles, que en llegando la izquierda al poder se alía con la extrema izquierda, con los simpatizantes de ETA, de los separatistas y demás chusma que le haga falta y echan a perder la economía, el orden cívico, las buenas costumbres y todo lo que sea preciso con tal de mantenerse en sus cargos mientras más tiempo mejor.

Y, lo peor de todo es, que el retroceso enorme que causan lo tenemos al fin que pagar los pensionistas, clases medias y trabajadores autónomos. Aunque, paradójicamente, parte de estos colectivos, en su legítimo derecho, votan a quienes nos arruinan.