Fichar

Una vez más el ‘intelecto público’ aplica el café para todos, esta vez en forma de control horario. a los ciudadanos en concreto a todas las empresas. ¿A qué viene esa preocupación para que todos trabajemos según lo contratado? Según explican los ‘papás’ sindicatos es para que no abusen de nuestras horas extras, forzándonos a hacerlas y no pagándolas, supongo que el Gobierno, al admitir esa demanda sindical, no habrá primado el hecho de que las horas extras se cotizan a la Seguridad Social aparte y por tanto en esta nueva política de Sánchez de recoser impositivamente a los poderosos ahora les vuelve a apretar las clavijas a las empresas, poderosas por definición, aunque sobrevivan temblando.

Ahí tenemos pues otra subida ‘velada’ de impuestos a los emprendedores sin más distinción de grandes o pequeños, rentable o no rentables…, igual que lo que ocurrirá con el impuesto al diésel que afectará a todos los coches independientemente del ‘lujo’ que suponga cada modelo.

Amén de la casuística de los cientos de tipos de trabajo distintos: con o sin viajes, trabajos con gestiones fuera de oficina, trabajos comerciales, trabajos periodísticos… es curioso que cuando el mundo avanza al teletrabajo, un gobierno tan progresista nos quiera devolver al siglo XIX.

No entiendo nada. Por qué les preocupa ahora la cantidad de trabajo y no la calidad, ¿no será porque esta ya cotizaba con los resultados de la empresa? ¿Alguien me lo explica?

1 Comentario

  1. Yo soy partidario de que fichen:
    “Nuestros” empleados, los políticos y funcionarios,
    Y SE LES DESCUENTE DEL SUELDO LOS DÍAS Y HORAS QUE NO VAYAN A TRABAJAR, SIN CAUSA JUSTIFICADA.
    ¡Nos ahorraríamos mucho dinero!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here