César Vidal Rubalcaba
Rubalcaba el día de la jornada de reflexión del 13 de marzo de 2004

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

Increíble lo que hemos vivido estos días tras la muerte de Rubalcaba

La verdad es que uno ya no gana para sorpresas con esta España en la que nos ha tocado vivir. Ver lo que he visto, leer lo que he leído y escuchar lo que he escuchado tras la muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba el pasado viernes me hace preguntarme si seré yo el que vive en otro planeta o es que la gente traga con todo lo que le cuenten mientras lo digan sus medios o políticos favoritos.

Las absurdeces que se han dicho de un personaje gris, oscuro y mentiroso como era Rubalcaba han llegado a extremos tan ridículos para ensalzar al personaje que uno se pregunta si nos han tomado por tontos o es que somos tontos de verdad. Porque sin poder presumir de tener una gran memoria, todo lo que se me viene a la cabeza de Rubalcaba no es que sea poco bueno, es que es terriblemente malo. No recuerdo ni un solo detalle de este político digno de calificar ni siquiera como regular.

PSOE, Callosa de Segura
Tuit de Rubalcaba de 2014,

Así lo ha visto también César Vidal en su programa “La Voz” en el día de ayer. En un editorial dedicado al político fallecido reconocía también estar tremendamente sorprendido de que se pudiera haber llegado a hablar de Rubalcaba como se ha hecho tras su fallecimiento. Tras contar las muchas tropelías cometidas por Rubalcaba de quien dijo que encarnaba “el sectarismo más rancio y la falta de escrúpulos morales más absoluta” le comparó con otros políticos fallecidos a los que no se ha tratado de la misma forma como fue el caso de Rita Barberá.

Es inaudito el trato que se le ha dado a un personaje como Rubalcaba a quien, recordemos, se le han dedicado incluso 28 horas de luto nacional, habiendo sido, como ha sido, el único político de la historia que no ha respetado la jornada de reflexión de unas elecciones llegando a utilizar a los asesinados en un atentado como el del 11-M para sus fines y su beneficio político.