Luis Ventoso ABC España país tonto
Luis Ventoso y Oriol Junqueras

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

No puedo estar más de acuerdo con ese artículo

Lo que ha sucedido en el día de ayer en el Congreso con la recogida de actas de presos golpistas como Oriol Junqueras es un paso más, de los muchos que estamos dando en España en los últimos tiempos, para acabar con nosotros mismos. Parecemos un país de tontos y además nos empeñamos en demostrarlo continuamente.

Por eso no puedo estar más de acuerdo con el artículo publicado por Luis Ventoso en ABC titulado “El país tonto del mundo“. Porque lo dicho por Ventoso es una realidad desde hace muchos años y una realidad todavía más evidente en los últimos. Parecemos empeñados en ponernos la soga al cuello y lo hacemos, además, con humillación incluída.

Que permitamos que uno de los cerebros del golpe de estado en Cataluña vaya a recoger tranquilamente su acta, que nos quedemos tan tranquilos cuando lo hace grabando vídeos y soltando soflamas, saltándose una orden del Tribunal Supremo y promovida, para más tomadura de pelo a todos los españoles, desde la propia televisión pública española es como para que nos pongan a todos esa famosa linde y que la sigamos incluso cuando la linde se acabe.

Y una humillación como esa podría ser una simple anécdota si no tuviéramos la gran desgracia que tenemos, constatar que es algo que ya no sorprende a casi nadie porque forma parte del paisaje habitual de este país. Estamos demasiado acostumbrados ya a que nos tomen el pelo y eso tiene más importancia de lo que parece porque demuestra que aquí hay algo que no funciona y que, además hemos tenido la oportunidad de revertir en unas elecciones y no lo hemos hecho.

Solamente un pero al artículo de Luis Ventoso. Creo que es demasiado generoso en su artículo porque dice que en realidad “no somos” el país más tonto del mundo aunque “nos esforzamos en parecerlo” y yo no estoy tan seguro de esto último.

Enlace directo al artículo de Luis Ventoso en ABC. 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL