Bertín Osborne podemitas Amancio Ortega
Bertín Osborne

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

Los podemitas van de mal en peor

No puede haber una persona sensata o con dos dedos de frente que pueda estar de acuerdo con las palabras de Podemos contra Amancio Ortega. Que una persona done el dinero que está donando para la lucha contra el cáncer sería aplaudido por todo el mundo en cualquier país normal y está claro que España no es un país normal desde hace mucho tiempo.

En su reciente visita al programa El Hormiguero, Pablo Motos preguntaba a Bertín Osborne sobre este asunto y Osborne se despachó a gusto contra esta gente: “Son unos mamarrachos” y continuó, “no saben hacer ni la O con un canuto, no han trabajado en su vida ¿y ahora nos vienen con esto”, y finalizó añadiendo “son de una gilipollez galopante”.

Es surrealista lo que está sucediendo en España desde hace ya demasiados años. Lo normal se está convirtiendo en anormal y los estúpidos están ganando la partida a las personas normales, no se sabe si por pesadez o porque son más. Pero el hecho es que las absurdeces que se hacen y se dicen en España cada vez son más notables y cada vez sorprenden menos a la gente que, desgraciadamente, ya se está acostumbrando demasiado a escuchar sandeces.

Lo dicho por estos podemitas sobre Ortega, cuando de lo que se trata es de salvar vidas ante una enfermedad tan terrible como es el cáncer es sencillamente impresentable e inaguantable. Después van dándose golpes de pecho y hablando de solidaridades absurdas cuando son incapaces de aplaudir a una persona como Ortega que hace un gesto como el que ha hecho donando esa inmensa cantidad de dinero. Increíble, de verdad que ya no es cuestión de ideologías, es cuestión de racionalidad y de empatía.