fátima

Cada trece del mes mayo desde 1917 celebramos el mundo la aparición de la Virgen María, Madre de Dios, en la localidad Portuguesa de Fátima, a tres pastorcitos de 10, 9 y 7 años, analfabetos, dónde les dijo que rezáramos por la conversión del mundo y nos pidió que ofreciéramos la enfermedad, el dolor, la contrariedad y sacrificios por el pecador para que se salve, porque Ella no iba a permitir que nadie, ni el diablo ni los humanos pecadores, que quieren quitar a su Hijo en la vida de la humanidad. El castigo es el infierno, y Ella nos quiere salvar a todos los pecadores del infierno.

Y la solución dijo es rezar el Rosario, oración sencilla en dónde a través de sus misterios se contempla la vida de su Hijo Jesucristo.

Profetizó hechos de la historia que se están cumpliendo, final de la Gran Guerra Europea, una segunda Guerra Mundial, la conversión de Rusia, y un tercer secreto el atentado al Papa y que se refiere a una tercera Guerra Mundial Nuclear que sería la destrucción del Mundo, cómo consecuencias de los pecados.

Gracias a millones de cristianos de los cinco continentes que han y rezan el Rosario en el Mundo se han ido cumpliendo las promesas por la mano protectora de Madre de Dios, como la conversión de Rusia del comunismo diabólico.

Insiste la Virgen rezar por el pecador para que se salve. Hoy hay tres corrientes que son pecadoras, y motivo de la tercera guerra, que el diablo desarrolla en las almas pecadoras, la LGBTI, la ideología de género y el transhumanismo. Que se refieren a los pecados de la carne, de la soberbia y de la mentira, y van contra la familia, la libertad y al favor del idolatrismo a la técnica. Que consisten en dar la espalda a Dios.

Pero estamos millones de cristianos en todo el mundo, que silencian los medios de comunicación, pero que rezan el Rosario, diariamente, para evitar esa tercera guerra mundial y para la salvación de los pecadores.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL