votar

No es que tuviera muchas dudas, la verdad, pero después de los dos debates (lunes y martes) amañados tanto en “Televisión Mateo” como en “Televisión Ferreras/Pastor” lo tengo meridianamente claro. No votaré ni a Sánchez, ni a Iglesias.

Pero, antes de nada, quiero resaltar que la democracia, tal como se desarrolla en España, es la peor dictadura porque partimos de una base falsa al estar casi todos los medios de comunicación vendidos a la izquierda, a los proetarras, a los separatistas, a los comunistas; en definitiva, a los enemigos de la patria que heredamos de nuestros antepasados. El lunes (antes, durante el debate y después del debate) todo estaba preparado para anular a Casado y Rivera, pero no me cogió de sorpresa porque desde el principio de estos terribles meses de gobierno socialista que entregó la TVE a la anciana y fullera Rosa María Mateo, esa ha sido la contante. Pero lo del martes en Antena 3 no se quedó atrás.

Solo hay que analizar como sucedieron las cosas para que el más lerdo se pudiera dar cuenta de que los “moderadores”, sobre todo la “moderadora” estaban aleccionados y decididos a no atender a ninguna de las solicitudes que el Sr. Casado (levantando la mano con exquisita educación) hacía para que le permitieran hacer alguna aclaración a los embustes de Sánchez. Vano intento. Pero ¡mira por donde! al impresentable representante del PSOE le permitieron interrumpir a Rivera y Casado tantas veces como quiso sin hacerles ninguna observación.

Lo peor del martes: Que el tema que más perjudica a Sánchez que es su alianza con los separatistas, Antena 3 lo pospuso (con no buenas intenciones) para el final. Lo mejor de lo sucedido: que, a pesar de los pesares, ambos debates fueron ganados (en el fondo y en la forma) por Rivera y Casado o Casado y Rivera.

Y los perdieron estrepitosamente Sánchez y el “blanqueado” Iglesias, como siempre muy hermanados.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL