amenaza fantasma

Tantos unos como otros quieren a Cataluña y a España “para ellos solos.  Esto lo decía el fantasmón de Sánchez refiriéndose a la derecha y al independentismo como causa común en sus políticas, como así mismo quieren a Cataluña y a España “para ellos solos”. Por eso, “les pido a los catalanes que el próximo 28 de abril den un paso adelante todos los que quieren convivencia y un futuro para Cataluña de cohesión y progreso”. El respaldo al bufón catalán Miguel Iceta, después de lo que ha insinuado este, sobre las provincias catalanas sobre la autodeterminación; cortando en seco y saliéndose por la tangente y echando el balón fuera del campo.

La amenaza fantasma ha vuelto en la figura de Sánchez, aunque, a decir verdad, nunca se fue, solo pasa que, ahora es más fantasmón que antes. En su día apareció la de Podemos dos sinónimos que no hay que dejar pasar por alto, ahora que tenemos dentro de 28 días las votaciones para conformar un nuevo Gobierno en España.  Las mentiras de unos y de los otros, ya los conocemos, tampoco hay que dejar en el olvido a las patrañas, al fantasmón de Ciudadanos que por lo pronto ya ha empezado a pedir a Casado, una supremacía si llegasen a un acuerdo de pacto. Este es otro que podría pactar no con los fantasmas, sino con el propio demonio. Bien es verdad que en España han salido en varios lustros donde ha proliferado esta mezcla de fantasmones.  Y vaya, si son vivos.

Después de  haber visto  estos últimos años, sus mentiras  y viendo la clase de personajes con sus  mentiras, sus acercamientos buscando las amistades peligrosas de los huelguistas, los insubordinados catalanes y los contactos con los vascos a mí me la traen al pairo, pero este personal indolente que solo quieren buenas butacas y de que España les importa poco, son capaces de pactar con el propio  Halloween o con el fantasma de la Ópera que, dicho sea de paso, estos Socialistas, y sus peligrosos amigos, cosa que hemos visto los dimes y diretes de Iceta con su jefe, podría pasar cualquier cosa. Hace dos días el Sánchez remató su intervención en Tarragona entonando un video con la canción Mi Querida España, ver para creer, cuando este “caballero” ha admitido entre sus amigos a los independentistas y como he dicho antes y sediciosos.

Esta prenda está dejando a España en una situación calamitosa y difícil de digerir y si encima, como se oye, podría volver otra crisis, lo pasaríamos mucho peor de aquella que tuvimos años atrás. El tal Sánchez dice ahora dando ideas de que necesita una mayoría absoluta para no depender de los independentistas. Esto es lo que dice EM. … aunque no lo expresa con tanta claridad por si finalmente necesitara sus votos para la investidura. Pero ha traspasado la frontera del votante progresista para pedir directamente el voto de quienes nunca han apoyado al PSOE, pero, “visto lo visto”, creen que España necesita “estabilidad” y un proyecto “cabal”. “Que cara tiene este tío” Dicen que los fantasmas no existen, yo digo que los fantasmas son reales, los he visto toda mi vida.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL