Jueves Santo

La grandeza de la Semana Santa de Sevilla se debe a la infinidad de detalles que en ella confluyen. Además de la calidad artística de tallas, orfebrería, bordados y hasta de la cerería, grandiosas composiciones musicales y la forma de llevar los pasos, se da también un contraste importante entre las distintas hermandades. Las hay de luto, equiparable a las más serias de Castilla, pero también las hay de capa con importante e incluso alegre acompañamiento musical con movimiento de pasos acompasados con la música. El Gran Poder y La Macarena, podrían ser quizás un buen ejemplo muy gráfico de este contraste.

Tengo que reconocer que he sido y soy un gran amante de la Semana Santa de Sevilla. Sin embargo, el paso del tiempo me hace verla hoy de forma muy diferente a como la vi en otros tiempos. Cuando era más joven prefería ver el paso de cofradías con música y cuanto más alegre, mas me gustaban. Una “mecía” de un paso-virgen a ritmo de una de las grandes marchas de las de siempre, me hacían llorar de emoción. Con el paso del tiempo he ido descubriendo mayor mérito en las de luto a la vez de hacerme más exigente con las demás.

Siempre he presumido de tener un buen oído para la música. Pero… al parecer con las numerosas y recientes composiciones musicales, me está pasando como me pasa con el arte abstracto en la pintura, no entiendo nada. Puede que sea también la edad, pero en las nuevas marchas de vírgenes o de paso-palio, en la mayoría, solo escucho marchas hechas de recortes de las de siempre, en raras ocasiones escucho algo nuevo, muy alejadas de los que mi oído está acostumbrado, tras muchos años, escuchando otro tipo de marchas de semana santa. En cuanto a las nuevas de cornetas y tambores para los paso-cristo es aún peor, siendo como he sido costalero, en ellas echo de menos el redoble del tambor en el que siempre se han apoyado las anteriores composiciones y del todo necesario para que el costalero no pierda el paso en la trabajadera, además de pitidos extra-largos de cornetas en los que se reconocen la gran capacidad del que la toca, pero muy distante de los que buscamos armonía entre la música y el movimiento del paso.

Jueves Santo

Ayer jueves Santo y debido a la lluvia, varias hermandades se vieron obligadas a no poder hacer su estación de penitencia a la catedral. Casualmente, las tres hermandades que pudieron realizarla, fueron de las denominadas de luto: La Quinta Angustia, El Valle y por último la Hermandad de Pasión. La ausencia de protagonismo de capataces en los micros de radio y tv y de pitidos de cornetas, de imposible seguimiento para el paso de los costaleros, han hecho, una jornada diferente de Jueves Santo. Como decía al principio, la Semana Santa de Sevilla, se la puede ver y oír desde infinidad de puntos de vista.

También te puede interesar...


Otras sugerencias



Artículo anteriorCatólicos y fariseos
Artículo siguienteTe Veo Empeñado “indecente” Sánchez. ¿Nos robas el debate?
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los arboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro(este lo tengo escrito aunque no publicado) me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mi rededor, muy especialmente la falta de justicia en su mas alto concepto. Cuando no lo hago se me aparece mi padre y me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde" como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y ademas me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. Mi blog personal es Incorrectamente Politico, encabezado por una foto de George Orwell y su mas famosa frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones publicas.