Delincuente marroquí

Atentos al chavalote

Conectaban en un programa de TVE con una corresponsal que se encontraba en Málaga, en un albergue que acoge a inmigrantes para que no duerman en la calle. Hasta aquí, todo normal. El problema es cuando esa corresponsal pregunta a uno de esos jóvenes que aparece, además con la cara tapada.

Atentos a la respuesta: “Yo antes estaba en Marruecos, nunca robar, nunca fumar y nunca hacer cosas malas, pero viene aquí y todas las cosas malas se hacen”. Y va el “chavalote y se queda tan ancho después de decir eso, pero, ¿saben cuál es el problema? El problema, el gran problema es que tiene razón. Y tiene razón por un motivo muy sencillo, si en Marruecos se le ocurre hacer algo malo y le pillan, le castigan de una forma muy dura.

Pero aquí en España no le pasa eso. Este es un delincuente aquí, en Marruecos y en la China Oriental, la diferencia es que aquí se atreve a delinquir y donde castigan de verdad a los delincuentes ni se le ocurre. Y por eso tenemos lo que tenemos en nuestro país, porque se trata a esta gentuza con contemplaciones e incluso se castiga a los miembros de la Policía que intentan acabar con estos delincuentes empleando la medicina adecuada.

Después llega el niñato y nos pretende dar pena con esa entrevista en TVE. Claro, España le ha convertido en un delincuente. No es ese el problema, niñato. El problema es que en España no se te castiga como mereces. Tú eres un delincuente que cuando recibe el castigo que merece se queda en su casa tranquilo y sin molestar a nadie.

Y este debería ser un mensaje que deberían captar todos los progres “buenistas” porque hasta los propios delincuentes reconocen que aquí hacen lo que les da la gana.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

Comments are closed.