Pedro Sánchez escondido

En el debate de ayer quedó claro la clase de persona que es Pedro Sánchez

Como vivimos en un mundo en el que la ideología ha sustituido, en gran parte, el lugar que debería ocupar la inteligencia y el criterio propio en muchas personas, tipos como Pedro Sánchez creen que pueden hacer lo que les de la gana sin que pase nada.

En el día de ayer, y tras realizar uno de los debates televisivos más desastrosos que haya podido hacer un candidato en toda la historia, Pedro Sánchez salía enfadado y, como si fuera un niño pequeño caprichoso y maleducado, dejó que diera la cara ante los medios su matón particular, que no es otro que el ministro José Luis Ábalos.

Y todo con unos rivales que, excepto en el caso de Albert Rivera, no quisieron hacer sangre con Pedro Sánchez. Todo con unos políticos temerosos de que perdieran algún voto por destrozar a un presidente del Gobierno que tiene tantos flancos abiertos y tantas cosas de las que callar, que habrían sido necesarios varios días de debate para sacarlas todas a la luz.

Pablo Casado perdió una oportunidad de oro para haber acabado con Sánchez y de Pablo Iglesias no podíamos esperar otra cosa que la que hizo, tratar a Sánchez como su colega para ver si consigue algún puesto relevante en la próxima legislatura. Mientras tanto, Sánchez, desencajado y sin dar pie con bola, se enfada con el moderador del debate y con el mundo porque ya sabemos que las personas como Sánchez nunca se hacen responsables de sus errores, es todo culpa de los demás.

Y ordena a Ábalos que sea él el que comparezca ante los periodistas. Ábalos, que seguro que tuvo que dejar el cubata a medias, salió y soltó su mitin, su sermón particular, su publirreportaje en el que, de haber necesitado más horas para explayarse, TVE habría suspendido hasta su programación matinal habitual. Ábalos en plan Fidel Castro.

Ese fue el gran remate a la actuación estelar de Pedro Sánchez de anoche. Ese fue el remate de un tipo que nunca da la cara y que espera que sus mentiras y su incompetencia sean explicadas por otros. Ese fue el remate de un tipo que quiere repetir como presidente del Gobierno el próximo domingo. Yo nunca he votado ni votaré al PSOE, pero creo, sinceramente, que hay que ser demasiado forofo para votar a una candidatura encabezada por un personaje como Sánchez.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. De pena quedo Sánchez mi voto será para la derecha eso seguro!!!!!!PP¡!!!!!CS?!¡!!VOX,¡!!!!!! Cualquiera ya está bien de mentir señor Sánchez

  2. A mí me preocupa sobre todo el Sànchez sea presidente sin ser tan brillante como otros en su verborrea o que su tesis doctoral no la hiciera él no me preocupa en absoluto, me interesan más los equipos y las propuestas políticas, estas űltimas desde luego más progresistas en el PSOE.
    Eso sí, a ver si cambian de postura en el PSOE respecto a la prisión permanente revisable escuchando lo que la sociedad quiere en su gran mayoría.

  3. Quería decir “No me preocupa que Sànchez sea presidente sin ser tan brillante como otros…

  4. Si un país, acepta a un individuo cuyo recurso es la estafa y la mentira, socialnente es un país enfermo. Lo digo por Sánchez y su comportamiento sin escrúpulos y sin dignidad.

Comments are closed.