Mayo
Virgen del Rosario

El mes de mayo es el mes de fondo que la Iglesia católica dedica a la Virgen María, la madre de Jesús, para rezarle el Rosario, por eso también se llama el mes del Rosario, y acudir a ella a que nos ayude a ser mejores y que nos cuide en el amor a su Hijo y a los demás hombres. Hay tradición de las Romerías a las Ermitas y Santuarios que se veneran a María hija de Dios Padre, madre de Dios Hijo, Jesús, y esposa de Dios Espíritu Santo.

Esto que digo es una verdad de siempre, aunque muchos lo desconozcan o lo nieguen, no por eso deja de ser una realidad y verdad.

En las Romerías se reza el santo Rosario, invocación iniciada en el siglo IX, y se regularizó su forma actual del rezo en el siglo XIII por Santo Domingo de Guzmán, y que la Virgen María en Fátima les dijo a los pastorcitos en el año 1917, que rezaramos diariamente por la conversión de Rusia y caída del comunismo, ya conseguido lo segundo, y lo primero en camino.

Ahora se nos pide el rezo de un millón de Rosarios para recuperar las raíces cristianas de España, una Cruzada del Rosario a igual que se dió en 1915 en Portugal, los “estudiantes católicos instituyeron la “Cruzada del Rosario” que tuvo un inmenso éxito: las iglesias de Lisboa estuvieron llenas durante todo el mes de Mayo; incluso se veía a oficiales del ejército rezando con su uniforme, Rosario en mano, lo que era un acto de coraje en esas circunstancias” (W). Ante un laicismo agresivo antireligioso y básicamente contra los católicos.

Falta nos hace ahora, porque estamos en la misma situación de descrsitianización de Portugal de entonces y que cambió.

Se ha lanzado una campaña por WhatsApp; y que ahora que comienza el día 1 de mayo el mes de María, podemos conseguirlo. Somos en España, según estadísticas del CIS, unos 13 millones de católicos practicantes, más 24 millones de católicos no practicantes. De 13 millones es muy probable que un millón de católicos rezaran un Rosario diario durante el mes de mayo, es decir el 7% de los practicantes y el 2,7% de todos los católicos los practicantes y no practicantes.

Tenemos esperanza de que durante los máximos días del mes del rosario, recemos cada día un millón de Rosarios, para recristianizar a España. Es cuestión de querer.