María Sevilla

Se llama María Sevilla

Lo de la historia de María Sevilla podría formar parte del museo de los horrores. La madrugada del pasado sábado ha sido detenida en un pueblo de la provincia de Cuenca, Villar de Cañas, por mantener secuestrado a su hijo en un escondrijo desde el pasado mes de septiembre para que no pudiera estar con su padre.

Esta joyita era presidenta, además, de una asociación llamada “Infancia Libre”, asesoraba a Podemos en el Parlamento en temas de menores y había acusado a su marido de cometer abusos sexuales contra su propio hijo, el niño al que tenía secuestrado, habiéndose demostrado en el juzgado que esa denuncia era falsa. A raíz de esa sentencia, se le concedió la guardia y custodia al padre teniendo ella derecho a una visita semanal.

En una de ellas, en el mes de septiembre, aprovechó para secuestrar al niño que ha estado encerrado en unas condiciones pésimas desde entonces hasta el pasado sábado, día en el que ha sido localizado por la Policía. Para llegar hasta ese escondrijo, la Policía ha estado durante dos meses haciendo seguimiento a la actual pareja de María hasta que localizaron la finca de Villar de Cañas donde mantenía a su hijo secuestrado.

Allí permanecía encerrado el niño de 11 años y una niña de 6, hija de la actual pareja de María, que permanecían encerrados en unas pésimas condiciones. Solo les sacaban a pasear de noche y durante todo el día no salían de la casa. Debido a la vigilancia de la Policía descubrieron a los dos niños en uno de los paseos, momento en el que pidieron con urgencia una orden judicial para poder entrar en la casa.

María ha sido detenida, el niño de 11 años ha sido devuelto a su padre y la niña de 6 se ha quedado con Jose Antonio, su padre y actual pareja de María.

Suponemos que el feminismo radical y la vicepresidenta del gobierno, Carmen Calvo, mostrarán su apoyo total a María porque ya se sabe que a una mujer hay que creerla y apoyarla siempre solo por el hecho de ser mujer.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL