1 de mayo
Alberto Garzón en una manifestación del 1 de mayo

Llega su día grande, el 1 de mayo, el día de los trabajadores. Y los que viven en mansiones, los que viajan en coche oficial, los que se van de viaje de novios a Nueva Zelanda, se vestirán de trabajadores y saldrán a la calle. A mezclarse con el “populacho”.

Y abandonarán sus urbanizaciones para ir a la calle, pero no a pasear a sus perros, sino a ponerse detrás de una bandera y a “defender” los derechos de los trabajadores. Pero todo de cara a la galería, pues cuando tanto Podemos como Izquierda Unida han despedido trabajadores han aplicado las reformas laborales que tanto critican (y cuando podrían haber indemnizado por más importe no lo han hecho). Pero luego defienden a los trabajadores.

Por eso cuando uno ve mensajes como el de Alberto Garzón le da la risa. Dice el comunista que “Mañana hay que salir a las calles en defensa de las familias trabajadoras. ¡Viva el 1 de mayo!”. Y le ha faltado añadir, “pero que sea temprano que me voy de puente a un hotel de lujo”.

Mañana es 1 de mayo, y ese es el único día que trabajan los comunistas.