La Vanguardia Pedro Sánchez
Pedro Sánchez en La Vanguardia

Y lo han hecho con los líderes de varios partidos

La iniciativa del periódico “La Vanguardia” de ofrecer a varios líderes políticos la posibilidad de que les diseñen la portada de un día es una de esas iniciativas que dan vergüenza ajena y de la que, incomprensiblemente, presumen sus promotores.

Lo han hecho varios candidatos, uno de ellos Gabriel Rufián, y el último en hacerlo ha sido Pedro Sánchez. Y ellos, los de “La Vanguardia”, tan “chachis” y tan estupendos porque ofrecen a todos los líderes políticos hacerles una portada. Ellos, líderes en la caza de subvenciones públicas de la Generalidad catalana, yendo de pelotas descarados para intentar “cazar” más subvención pública.

Ver las fotos y los comentarios que realizan desde su cuenta de Twitter peloteando a Pedro Sánchez es de auténtica vergüenza. Ver como van de bienquedas con todos los candidatos políticos, porque lo que de verdad buscan es eso, produce una sensación de hastío e incredulidad con respecto a la mayoría de grandes medios de comunicación españoles que clama al cielo.

¿Qué independencia periodística se puede esperar de un medio que presume de algo así? ¿Qué nos van a contar después de todos esos a los que se le ha estado haciendo la pelota de una forma tan obscena y descarada? Y después, lo peor, es que para muchos españoles una noticia solo es real y válida si es publicada por medios como “La Vanguardia”. Unos medios que no hacen más que poner el cazo para intentar sacar la mayor tajada posible de lo público.

Da pena verlo, auténtica pena.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Un nombre, por favor, para poder poner nombre a este periodista que no sabe lo que es una noticia. Un nombre, que pueda poner cara a todos estos que desde su oficio de periodistas no viven de informar, sino de hacer propaganda. Un nombre, que no se escondan como terroristas, como el cobarde que sabe que hizo algo mal y no quiere dar la cara. Un nombre, y detrás una noticia. Y no esta basura prefabricada para vendérsela a google y que a la mañana siguiente aparezca en las alertas de todos los móviles con línea en España.
    Un nombre, para que todo el mundo ponga cara a los cuatro gatos que se dedican a escribir falsedades en anónimo para influir en las decisiones de la gente.
    Pues eso, un nombre, porque a mí, para publicar un comentario, me lo pedís.

Comments are closed.