malvados bárbaros

Uno, que ya es mayorcito, recuerda los dardos muy puntiagudos, de esos que te clavan hasta la empuñadura. Hoy me he puesto a leer y repasar los noticieros de  prensa y solo ve uno  noticias que, además de los dardos  viene con sus ballestas, puntiagudas y con un veneno escalofriante y como si tuviera un somnífero te dejaría turulato por un tiempo según sea el sedante administrado en esa flecha. Aunque a decir verdad hay que reflexionar estas atribuciones que le doy a las flechas en forma de frases, también hay banderas que te cortan el hipo y si viene de personajes nada morales, vemos que no sabemos cuál de estas son más benévolas, las podemos dejar en cuarentena, si vemos al que enarbola esa bandera, yo al menos me echo a temblar.

Esto es lo que leía esta mañana en la mayoría de los periódicos para ser veraz, diré en los diarios nacionales. Ahí va lo leído: “El dispositivo del PNV pretendió detener al policía nacional que escoltaba a Abascal en Bilbao.” Casado dice” Si se divide el voto se va a quebrar España”. Otro periódico dice más o menos lo mismo “Nos duele España que se está rompiendo” en otro se decía “Campaña electoral, el independentismo se alinea con el PSOE” “Acoso independentista a VOX en San Sebastián y Bilbao al grito de asesinos, fascistas” pero la frase que uno la esperaba  y que ha tardado en aparecer “Iglesias empuña la bandera independentista de Canarias.  Con una foto enarbolando en su mano derecha— que casualidad—la bandera independentista canaria.

Hace cierto tiempo escribía que cualquier día, “por la dejadez y silencio otorgado sobre este tema se ha dejado ahora en franquicia donde unos nuevos anti constitucionalistas en Andalucía con una bandera verde y con una estrella, protagonizando señales aquel partido llamado Andalucista, y hete ahí que como estamos en primavera posiblemente eflorecerán come las setas en los campos de nuestra España. Aquellos antiguos bárbaros probablemente con esa dejadez y silencio a que nos tiene acostumbrados nuestros políticos, esto que he señalado de las noticias de ayer día 13, nos veremos abocados a que aún sean mayores esas noticias, es decir sangrantes y muy ofensivas con unos embates escalofriantes.

En esos dimes y diretes que engordaban las cabeceras de los periódicos, había frases aludidas de unos de otros políticos con dardos llenos de venenos que no deseo comunicar ya que la desvergüenza y el decoro, sea político u hombre de a pie, debe tener la compostura necesaria y si además como he dicho antes, estos “señores” se deben al pueblo soberano. Aún quedan días para las elecciones, el caldo de cultivo lo tenemos desde hace tiempo, pero con estos dimes y diretes, al menos así lo creo, los malvados bárbaros se alzarán y no vendrán con flores entre los labios.