asesores fiscales impuestos Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Pedro Sánchez solo sabe malgastar lo de los demás

Si es evidente que el socialismo no conoce otra política económica que no esté basada en las subidas de impuestos, es mucho más evidente que si ese socialista se llama Pedro Sánchez ese desconocimiento es mucho más grande.

El okupa ha anunciado a bombo y platillo subidas de impuestos alocadas si consigue volver a ocupar La Moncloa tras las próximas elecciones. Su idea es “converger” con las tasas impositivas europeas, a pesar de que los ingresos de los españoles sean mucho menores. Esta “charlotada” de Sánchez supondría incrementar los impuestos en unos 60.000 millones de euros en un país, como es España, en el que todos los trabajadores dedicamos más de medio año de nuestro trabajo a pagar impuestos.

Esto es una auténtica locura propia de un caradura como Sánchez al que le importa bien poco el sacrificio que eso supondría para las familias normales, lo único que le importa es cómo mantener las prebendas concedidas a separatistas y amigotes para que le sigan apoyando de por vida.

Ante esta auténtica locura, el presidente de la Asociación de Asesores Fiscales de España ha sido tajante en unas declaraciones realizadas en el diario El Mundo: “Si se incrementa tanto el impuesto de Sociedades las empresas no van a querer venir a España, la actividad se va a moderar y la recaudación se resentirá. Y si hay más impuestos para los ciudadanos el consumo también sufrirá“.

Es decir, la posibilidad de que Pedro Sánchez vuelva a gobernar es un peligro lo miremos por donde lo miremos. No solo de cara a la unidad de España o el hecho de darle alas al separatismo vasco o catalán, a nivel económico un nuevo gobierno de Sánchez podría suponer para España una hecatombe mucho mayor de la que suposo el gobierno de Zapatero, de hecho todavía no nos hemos recuperado de aquello.

Está en nuestras manos que el próximo día 28 de abril este sujeto no vuelva a pisar la Moncloa más que para ir de visita. Si la gente decide pegarse un tiro en el pie el próximo 28 de abril significará que España merece acabar en el agujero porque no se deben desaprovechar las oportunidades para echar a un desaprensivo como Sánchez.